Policiaca
En un ropero sacaron al reo del Cereso J. Mújica
10 custodios son investigados
El Sol de Morelia
9 de agosto de 2012

Agencia Esquema

Morelia, Michoacán.- Como una película, un reo es sacado en un ropero que algunos internos cargaron en una camioneta conducida por una hermana del ahora ex convicto, sin que extrañamente el personal de seguridad del Cereso Francisco J. Mújica "se diera cuenta". La Procuraduría General de Justicia investiga al menos a diez custodios.

El prófugo Miguel Ángel Arreola Rojas, de 27 años de edad, era originario y vecino de la localidad de San Antonio Villalongín, municipio de Hidalgo, quedó encarcelado en enero del 2010 por el delito de secuestro.

Se supo que este individuo le ofreció la cantidad de 100 mil pesos a otros dos reclusos para que lo ayudaran a evadirse, de nombres Marco Villaseñor Segundo, alías El Miniguis, y Macario Vega Vázquez, apodado El Charrasca, según informó la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán.

Cerca de las 15:00 horas del día de la fuga, El Miniguis y El Charrasca cargaron el ropero tipo closet rumbo a la salida, siendo ayudados por otros prisioneros que encontraron en el camino.

El mueble, tenía un espacio vacío entre las puertas y los cajones, que Miguel Ángel hizo para poder ocultarse, el cual era tapado con una hoja de madera.

Durante el escape, los internos que se ofrecieron para ayudar a cargar el ropero intentaron sacar los cajones para "que no les pesara tanto", pero El Miniguis les dijo que éstos no salían y que lo dejaran así, agregó la fuente informativa.

Finalmente, al llegar a la puerta de seguridad, es decir a la malla, los presos dejaron ahí el ropero y un custodio supuestamente lo inspeccionó y permitió su salida, siendo subido a una camioneta Ford, Lobo, sin placas de circulación, la cual era conducida por la hermana de Miguel Ángel, de nombre María Esbeidi Arreola Rojas, quien se hizo ayudar de tres menores de edad y un adulto, quienes fueron los encargados de cargar el mueble.

En este tenor, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el jefe de la primer compañía de custodios, fue el que permitió el ingreso de la camioneta Lobo, sin ninguna autorización de sus superiores ni dio aviso al jefe del área de Actividades Laborales, por lo cual ya son investigados 10 celadores.