Morelia
En Michoacán, 4 de los 8 tipos de alacrán más venenosos
Cero fallecimientos
El Sol de Morelia
13 de mayo de 2011

Silvia Hernández González

Morelia, Michoacán.- En Michoacán, la picadura de animales ponzoñosos se ubica entre los principales motivos de atención en las instituciones de salud, además de ocupar la octava causa de muerte entre los michoacanos sobre todo en la Tierra Caliente y Costa, aunque desde hace varios años en la entidad no se registra fallecimiento alguno.

Benjamín Parrales Ríos, jefe del programa de alacranismo de la Secretaría de Salud en el Estado, informó que en Michoacán están presentes cuatro de las ocho variedades de alacrán más peligrosas y venenosas que existen en México, como lo son: infamatus, limpidus y tecomanus, que también tienen presencia en los estados de Nayarit, Jalisco y Colima.

En promedio se registran en la entidad 30 mil casos de picaduras de alacrán y otros animales ponzoñosos (víbora o araña). En lo que va de 2011, la SSM tiene contabilizados 7 mil casos y en su conjunto las instituciones del sector salud reportan de 12 a 12 mil 500 pacientes.

Al precisar que la única forma de salvar la vida a una persona que fue picada por un alacrán venenoso es el suero antialacrán, precisó que los remedios caseros no son curativos, "no sirven, y también es un mito que un alacrán no tenga efectos en personas con supuesto carácter fuerte o corajudas. Realmente todos son tóxicos, aunque no tenga las mismas secuelas", apuntó Parrales Ríos.

Existen 221 especies de alacranes en el mundo y México es uno de los países con mayor número de ellas, por lo que también se encuentra entre los que registran más picaduras de alacrán. Los animales tóxicos miden aproximadamente seis centímetros, son güeros con rayas color negro, una de las características es que las tenazas son delgadas y largas, su veneno es fuerte, esternón en forma rectangular o triangular, la parte final de la cola del alacrán está muy arqueada y tienen doble aguijón.

ACCIONES PREVENTIVAS

Es de recordar que durante las temporadas de calor y lluvias, la incidencia de casos de picadura de alacrán y otros animales ponzoñosos incrementa en 30 por ciento, en promedio.

Al respecto, la SSM informó que en todos los centros de salud se cuenta con sueros, con los cuales se reduce la posibilidad de reacciones secundarias, incluso se impide la muerte.

Es de mencionar que como parte del programa de alacranismo en las localidades de riesgo de las regiones Tierra Caliente y Costa, se promueve el uso de insecticidas contra alacranes, además de pláticas y reuniones en los centros de salud y comités locales, así como medidas preventivas.

También se realizan estudios entomológicos, que consisten en visitar las localidades con mayor incidencia de picadura de alacrán y realizar captura de alacranes, los cuales se envían al laboratorio para identificar la especie que prevalece en determinada localidad.

El alacrán tiene hábitos alimentarios nocturnos y dentro de la casa gusta alojarse en rendijas de la pared y techos, aunque también lo hace entre la ropa de cama, prendas de vestir, interior de los zapatos, detrás de calendarios, roperos, cuadros y todo lo que pueda servir de escondite.

ACTUALIZACION

Precisamente para actualizar al personal de salud para el manejo del paciente intoxicado por picadura de animales ponzoñosos, ayer se llevó a cabo un simposio en la materia, con los temas: Situación Epidemiológica del Alacranismo en el Estado de Michoacán, Biología de los Animales Ponzoñosos, Desarrollo Biotecnológico de los Faboterapeúticos, Diagnóstico y Tratamiento de la Intoxicación por Alacranes, Diagnóstico y Tratamiento de la Intoxicación por Arácnidos y Diagnóstico y Tratamiento de la Intoxicación por Ofidios.

La declaratoria inaugural del evento estuvo a cargo de Melitón Rosales Rosas, jefe del departamento de Vectores y Zoonosis, quien señaló que la picadura de animales venenosos en Michoacán es un problema de salud, cuyos grupos de edad más afectados son de los 10 a 14 años,

SINTOMATOLOGIA

Fuerte dolor, enrojecimiento y edema. Cuando se trata de un animal altamente venenoso, se presenta adormecimiento del cuerpo, sensación de hormigueo, de pelusa en la garganta, dificultad para respirar y pasar saliva, movimiento de los ojos, además de dificultad para hablar y problemas para caminar.

Entre las recomendaciones, lo primero que se debe hacer es no perder tiempo con remedios caseros, acudir de inmediato al Centro de Salud más cercano para que ahí se aplique el suero antialacrán, en caso de ser necesario. (Z)