Policiaca
Doce ejecutados
Los cadáveres encontrados en Cojumatlán fueron trasladados a instalaciones del Semefo para las investigaciones de ley. Fotos: José Luis Díaz/ El Sol de Morelia.
Todos los cuerpos presentan disparos de arma de fuego
El Sol de Morelia
15 de abril de 2011

José Luis Díaz

Cojumatlán de Régules, Michoacán.- Ocho cadáveres, todos con claras huellas de tortura, maniatados y con el tiro de gracia, fueron localizados la mañana de ayer a un costado de la carretera que comunica a las rancherías El Callejón y Palo Alto, en este municipio, a tres kilómetros con Atizapán el Alto, Jalisco.

De acuerdo a los datos obtenidos en el lugar, se pudo conocer que se trata de hombres de una edad aproximada a los 18 y 25 años, sin embargo, pobladores de lugares circunvecinos no los identificaron como lugareños.

Cuando personal de la Subprocuraduría Regional arribó al sitio del múltiple crimen, en el kilómetro 34+400, en el predio conocido como La Capilla, a cuatro metros de la cinta asfáltica y en un diámetro de cinco metros encontró los cuerpos de los infortunados, entre costales llenos de paja.

Los cuerpos en su mayoría estaban desnudos, sujetados de sus extremidades superiores e inferiores; a simple vista se les apreciaban huellas de tortura con algún objeto tipo látigo o chicote, así como marcas de golpes en diferentes partes de sus cuerpos.

También presentaban impactos de proyectil de arma de fuego en el cuerpo y el tiro de gracia. En el suelo había 25 cartuchos percutidos, ocho de .9 milímetros, cinco calibre .40 y doce .38 súper.

De igual forma trascendió en el lugar, que los ahora occisos no son de ese lugar, por lo que se presume que vivían en el vecino estado de Jalisco, sin embargo, los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense para la autopsia de ley, y ahí las autoridades esperarán a que sean reclamados por sus familiares para su inhumación.

HALLAN TIRADERO DE CADÁVERES EN CHURUMUCO

Tres cuerpos sin vida fueron localizados en lo que pudiera considerarse un tiradero de cadáveres, cerca de la presa Infiernillo. Dos de ellos fueron ultimados a balazos por la espalda al aplicarles la "ley fuga", y otro estaba carcomido y sus partes esparcidas en el área. El macabro hallazgo lo hicieron unos cazadores la tarde del miércoles anterior.

Las autoridades arribaron a un predio conocido como Ancón de la Obra, a unos 300 metros de la presa Infiernillo, en este municipio de Churumuco, donde sobre una cañada rocosa localizaron primeramente el cuerpo de una persona obesa, de unos 40 años, vestía una bermuda de mezclilla y huaraches, y presentaba varios balazos en la espalda.

A pocos metros, el segundo cuerpo, de una persona de unos 32 años de edad, vestía un pantalón de mezclilla, una playera gris y huaraches, estaba bocabajo y presentaba impactos de bala en los glúteos.

En el lugar se localizaron varios cascajos percutidos de los calibres .38 súper, de rifles AR-15, .223 y de AK-47, 7.62x39, "cuerno de chivo". Los cuerpos permanecían hasta el momento en calidad de desconocidos.

A unos 200 metros del lugar, también localizaron el cuerpo de una persona carcomida por los animales y varias de sus partes desprendidas, entre las ropas había una camisa a cuadros, un pantalón de mezclilla negro y botas de cocodrilo; había cascajos percutidos de "cuerno de chivo".

FUE LOCALIZADO EN EL CAMINO A CERRO VERDE, AL SUR DE MORELIA

ULTIMADO DE UN TIRO

La mañana de ayer fue localizado el cadáver de un individuo que fue ultimado de un balazo, en un camino que conduce al fraccionamiento Cerro Verde, al sur de esta capital.

A aproximadamente 500 metros de la terminal de camiones de la ruta Panteón, a un costado, en una cuneta en despoblado, las autoridades encontraron el cadáver, el cual presentaba un impacto de bala en la parte superior de la cabeza con salida en el cuello del lado izquierdo y con entrada en la clavícula.

El finado vestía chamarra roja y negra, playera con franjas del mismo color, pantalón de mezclilla azul, bóxer gris y tenis negros. Es de tez blanca, complexión delgada, de un metro 80 centímetros, aproximadamente, pelo largo y güero, bigote y barba rasurados.

En el lugar los representantes de la ley encontraron un cartucho percutido calibre .9 milímetros, sin embargo, se ignora la identidad del o los asesinos así como su paradero, por lo que la Policía Ministerial ya investiga el caso. (A)