Policiaca
Muere destrozado en accidente de carretera
*** En la Autopista de Occidente; mujer que lo acompañaba resultó gravemente herida
El Sol de Morelia
6 de julio de 2010

José Luis Díaz

Zinapécuaro, Michoacán.- Fatal accidente se registró la tarde de este lunes en la Autopista de Occidente, en el tramo que va de esta localidad a Morelia, en donde un quincuagenario que conducía a velocidad inmoderada su auto, se salió de la carretera, la barra metálica de contención atravesó la unidad, a él lo partió en dos y su acompañante fue llevada muy grave a un hospital de Acámbaro, Guanajuato.

El ahora extinto fue reconocido como quien envida respondió al nombre de Ariel Sánchez Covarrubias de 53 años de edad y la lesionada es Karen Sánchez, los cuales viajaban en una unidad de reciente modelo, Malibú, color blanco, con placas número GNS-7888 del estado de Guanajuato.

Las autoridades presentes en el lugar señalaron que de acuerdo al peritaje efectuado por elementos de la Policía Federal, División Caminos, que al filo de las 16:30 horas, sobre la mencionada rúa circulaba a gran velocidad dicha unidad y qué metros antes del kilómetros 206, el chofer perdió el control del vehículo y se salió de la carpeta asfáltica.

Era tal la fuerza con la que se impactó contra la barra de contención, que el metal se incrustó por debajo de la salpicadera delantera del lado derecho, que atravesó la unidad, lastimando en sus piernas a la mujer y literalmente partiendo en dos el cuerpo del quincuagenario, quien murió instantáneamente.

Automovilistas que circulaban en sentido contrario a los accidentados, al ver el percance dieron parte al personal de la caseta de cobro, por lo que se movilizaron de inmediato los cuerpos de apoyo, quienes nada pudieron hacer por el hombre, pero si por su acompañante, quien fue trasladada en estado crítico de salud a un nosocomio al vecino estado del bajío, para que recibiera la atención que requería.

El agente del Ministerio Público se apersonó en el lugar y dio fe al levantamiento del cadáver, el cual fue enviado al servicio médico forense de la capital del estado para que se le efectuara la necropsia que marca la ley.