Michoacán
Tarímbaro contamina al lago de Cuitzeo
Aunado a la contaminación, el bajo nivel es causa de la ineludible desaparición de este cuerpo de agua que pertenece al lago de Cuitzeo. Fotos: Salvador Alcalá/ El Sol de Morelia.
*** Miles de viviendas arrojan sus aguas a canales y ríos sin control alguno
El Sol de Morelia
8 de abril de 2010

Salvador Alcalá/Enviado

Presa Cheguayo, Alvaro Obregón, Michoacán.- La contaminación que las aguas residuales enviadas por los municipios de Tarímbaro y Alvaro Obregón, a través de los ríos que en otra época permitieron el cultivo de hortalizas, pastizales y granos en el extenso valle, han obligado a los habitantes del medio rural a salir en busca de empleos y medios de vida distintos, ante la desaparición de su tradicional actividad y la escasez de la pesca en las aguas del lago de Cuitzeo.

Con la aparición de los fraccionamientos y de las unidades habitacionales en el municipio de Tarímbaro dio inicio la destrucción de los inmensos cultivos de chile, jitomate, repollo, lechuga, cilantro, cebolla, maíz, trigo, además de pastizales para engordar ganado, y la casi desaparición de la actividad piscícola en presas, ríos y el lago de Cuitzeo, en los municipios de Zinapécuaro y Alvaro Obregón.

Clemente Avalos Franco, vecino de la ranchería de La Presa ubicada en este poblado conocido como Cheguayo el Grande, en entrevista exclusiva para EL SOL DE MORELIA señaló que ven con tristeza cómo se deteriora el campo, los cultivos desaparecen y ya es un riesgo consumir los pocos peces que aún se sacan de la presa, todo ello debido a la contaminación a que se ven sujetos por las aguas negras que llegan a su poblado provenientes de Tarímbaro por los cauces de lo que fuera el río de La Providencia.

Dijo: "Antes de los fraccionamientos de Tarímbaro la gente de esta región, y que habita en La Presa, en Cheguayo, La Purísima, Carrillo Puerto, Cheguayito, Las Trojes, Emiliano Zapata, León Cárdenas y otros ranchos de esta zona aledaña a las aguas del lago de Cuitzeo, teníamos trabajo, siempre había qué hacer; los cultivos de jitomate, chile y hortalizas nos daban vida y los peces que sacaban eran tan grandes, que incluso se vino a vivir aquí gente de Pátzcuaro, porque había mucha actividad".

Clemente señaló que ahora ven con tristeza cómo el gobierno federal permite la destrucción de ríos y lagos, y nada se hace para frenar la aparición de más fraccionamientos, que solo arrojan sus aguas negras a los canales que desembocan en poblados retirados del sitio donde se origina la contaminación de las aguas, y así, sin ningún tratamiento son arrojadas a los ríos y con ello matan prácticamente la vida agrícola, y con ello a los que vivimos del campo".

Mencionó que en años anteriores se llegó a cultivar la tierra con aguas de las que llegan a esta región, pero la gente del gobierno federal les prohibió seguir sembrando debido a la alta contaminación de los ríos que son usados como drenajes en los fraccionamientos de Tarímbaro. Explicó que por ello ahora deben salir a municipios como Morelia y Tarímbaro a conseguir empleo.

Ante el incremento de fraccionamientos en un municipio como el de Tarímbaro, que no cuenta con plantas tratadoras de aguas residuales, ni siquiera para atender a los fraccionamientos que autorizó establecer en su jurisdicción, en lugar de evitar más áreas dedicadas a viviendas, falta con urgencia que Semarnat, Conagua, Imta, SUMA, y quienes se han olvidado de sus funciones acudan a esta región y se den cuenta del desastre ecológico que aquí se está generando.

Hace solo unas semanas vecinos del fraccionamiento El Trébol, del municipio de Tarímbaro, decidieron retirar las mangueras de dos pulgadas que el Comapat había instalado de la red de agua potable para regar una cancha de futbol, en lugar de echar a funcionar su planta tratadora de aguas residuales y de ahí tomar el agua para riego y repartir este liquido a sus amigos.

Otro caso reciente es que para poderse celebrar la Feria del Pescado en la tenencia de Mariano Escobedo, del municipio de Cuitzeo, el gobierno del Estado les tuvo que apoyar con dos toneladas de peces, pues los pescadores no tuvieron pesca suficiente para abrir su feria. (R)