Opinión / Columna
 
Los Fantasmas 
Alejo Castillo 
Mensajes directos de muertos para los vivos
El Sol de Morelia
22 de febrero de 2010

  Son inexplicables. Son directos. Son precisos. Son los mensajes de los muertos, que hacen llegar a los vivos. Nos llenan de terror y nos dejan en el escenario de la incredulidad. Creer o no creer.

Representan el enlace entre la muerte y la vida, aun cuando pocos lo creen, son una verdad. Las personas fallecidas, sobre todo las que mueren improntamente se quedan sin saber qué pasó, deambulan "pensando" que aun tienen vida terrenal y corporal, sin darse cuenta que ya transcurrieron de la vida paso hacia la muerte.

No sabe la ciencia, ni la propia religión y mucho menos aceptan que pueda haber vida después de la muerte, obviamente que la iglesia católica refiere que después de morir lo único que hay que esperar es el juicio final, cuando los muertos habrán de resucitar para ser juzgados, por lo tanto no acepta que haya fantasmas, pero tampoco niega hechos paranormales que puedan ocurrir y que ocurren en la cotidianidad.

Hay quienes aceptan la reencarnación y para ello la vida sería la transmutación terrenal de las personas. Pero para el común de las personas sí existen los fantasmas y el diablo. Muchos han tenido experiencias y quedan conmovidos y conmocionados por tales hechos.

Todo lo anterior viene a reflexión y como punto de tema, en virtud de que hay experiencias de nuestra audiencia y lectores, quienes han vivido momentos en que sus difuntos lograron comunicarse con ellos, y de manera extraña no se explican ni por qué y para qué ocurrieron tales acercamientos del tercer tipo.

Hoy en día, los cinéfilos han podido ver películas que tienen que ver con estos fenómenos y así existen "Sexto Sentido", "Ghost" y el fin de semana pasado apenas se acaba de estrenar "Desde mi Cielo", que cuenta la historia de una muchacha que muere asesinada, pero que desde el cielo sigue observando a su familia en la tierra. Desde allá ella recibe el impacto de lo que causó su muerte y envía mensajes a sus parientes para que detengan al asesino, mismo que se apresta a cometer otra fechoría.Desde luego que los contactos son los mensajes que reciben sus familiares.

Algo parecido ocurre en la película de Ghost, en donde un hombre muere de forma impronta, por amor como apego, logra enviar mensajes de ultratumba y mantiene parte de su energía para comunicarse con su pareja. Todo termina cuando logra deshacer los apegos afectivos y él continúa en su camino de trascendencia.

Los mensajes de ultratumba son directos, precisos, logran comunicarse a través del "médium" o logran sus objetivos con manifestaciones que traducen fielmente impresionados los interesados en recibir dichos mensajes.

Pero vamos al terreno de los mensajes.

Le cuento algunas de las experiencias presenciadas por los vivos en torno de los mensajes enviados por sus muertos.

MENSAJE EN JUGUETES Y CARTA

Hace algunas semanas falleció en esta Capital un profesionista, que llamaremos con el nombre de Julián, su vida se vio interrumpida de manera repentina. Los médicos que lo atendían poco pudieron hacer para salvarlo de las garras de la muerte, por lo que lamentablemente quedó sin existencia ahí en la sala quirúrgica.

Fue una muerte rápida, inesperada e increíble y que dejó un sabor de boca amargo. De hecho todo se desencadenó en cuestión de segundos. El sepelio tuvo la presencia masiva de sus amigos y parientes, las oraciones abundaron y la incredulidad de su partida dejaba un hondo vacío entre ellos.

Como siempre, pasa el tiempo y poco a poco se va olvidando aquella persona, pero no para sus familiares, porque ellos lo siguieron recordando con resignación, pesar y con mucha nostalgia, como siempre ocurre.

Pero llegó el tiempo de los mensajes. Julián tenía algunos juguetes que eran de su preferencia, sobre todo dos de ellos, los cuales sabían sus parientes que eran algo muy especial, después de la muerte aquel cuarto quedó intacto, como suele ocurrir, así como sus pertenencias.

Cierto día en la noche, se escucharon algunos sonidos en el cuarto de Julián, que permanecía en solitario, guiados por este hecho, el papá de Julián entró al cuarto con la finalidad de revisar el motivo de tales ruidos, y quedó muy extrañado cuando pudo observar que aquellos dos juguetes preferidos por su hijo estaban en el suelo, como si alguien los hubiera utilizado o tirado, pero estaban juntitos.

Los levantó y volvió a depositar en el mueble, al tiempo que comentaba a su esposa de este hecho tan especial, pero realmente no le dieron importancia. Creyeron que fue una situación de coincidencia.

Pero no fue así.

Pasado el tiempo, solamente algunas semanas, cuando en una noche volvieron a escuchar ruidos en el cuarto de Julián, los dos se miraron extrañados, dialogaron en cortito y se levantaron para acudir al cuarto de su hijo ya fallecido.

Vieron ahí en el suelo los dos juguetes preferidos de Julián. Entonces la impresión fue distinta. Era obvio que los mensajes eran directos, en virtud del pasado sentimental que representaban estos y lo hechos ocurridos recientemente.

Los mensajes, cuando llegan de esta forma, causan una gama de sentimientos y en muchas ocasiones no se traducen porque no hay elementos para darles traducción a los mismos.

El momento más impactante ocurrió días después, cuando en una de sus libretas (que en su momento fue revisada por su papá y pudo ver que estaba totalmente en blanco), encontró su madre, al momento de abrirla para intentar utilizarla, un mensaje escrito por su hijo días antes de su fallecimiento. El contenido se reserva, pero entre los conceptos vertidos refiere del agradecimiento hacia sus padres por todo el apoyo recibido.

Los mensajes están ahí. La traducción puede darse de acuerdo a cada punto de vista, empero, lo que no tiene vuelta de hoja es el mensaje claro para los parientes, quienes sin duda viven el pesar de la pérdida, viven el luto y quizá no han entendido que es difícil, el sentido al final de una vida.

Queda lo ocurrido como parte de estas experiencias.

MENSAJES CON REMITENTE

En el programa radiofónico de LOS FANTASMAS han ocurrido hechos importantes que refieren de los mensajes de ultratumba. El último que acaba de ocurrir se dio en la cabina de Cadena Raza, cuando transmitían el programa "Sarita y Charly", quienes a mitad de la emisión sintieron la presencia de una energía que andaba por el lugar.

Tuvieron manifestaciones de esa presencia misma que correspondía a la energía de un niño, el frío circuló por ambos quienes al ser médium sintieron cosas extrañas.

Esa noche difundieron "al aire" una historia de Goyo, jovencito, cuya familia vivió en Angangueo. Relató que él vio a un niño, vestido de blanco, que se le aparecía y en uno de tantos contactos le manifestó que había una misión por cumplir pero que no se la podía decir a él, por lo tanto jamás lo supo Goyo.

El relato transcurrió sin ninguna novedad, pero llegado el momento de su difusión, Charly comenzó a ver cómo una lucecita descendía por la cabina de radio y se ubicaba a un lado de los conductores.

A partir de ese momento pasaron cosas extrañas que fueron desde el nerviosismo de quien estaba en los controles, como interrupciones constantes que se fueron sucediendo a grado tal, que se escucharon algunos ruidos y movimientos.

Al final del programa los asistentes decidieron dar luz a este pequeñito, y en el caso de Charly se le anudó de nostalgia su garganta y sintió un profundo deseo de llorar, lo que traducido a los hechos representa que este niño vivió una vida llena de tribulaciones y de sentimientos nostálgicos, que ahora se manifiestan de esta manera.

Este niño observado como quien vestía de blanco, tiene una misión que ha querido transmitir pero que al paso de los años no ha encontrado la persona adecuada para revelar su secreto.

En otros casos los mensajes recibidos son mucho más directos porque cuando consultan a personas justo en ese momento "bajan" los muertos y dejan mensajes como nombres, comida, situaciones concretas, que tienen que ver con las personas para quienes van dirigidos estos mensajes.

Así hemos encontrado que a través de Sarita y Charly los muertos dejan nombres precisos, relacionados con los parientes vivos, o en no pocas ocasiones los muertos piden a los vivos que les elaboren comida como churipo, tamales, atole, cocido, que en vida degustaron como sus platillos predilectos y cuyos parientes vivos saben que se trata justamente de un mensaje y por ello tiene enorme validez.

En su gran mayoría el mensaje es : "estoy bien, ya no lloren por mí" o "cuiden a fulano porque está mal de salud" o simplemente piden oraciones y misas para continuar en su camino de transformación.

Pero cada muerto tiene su propio mensaje y a quién va dirigido, de eso no hay duda. (G)
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas