Opinión / Columna
 
Francisco Granados 
Medidas de seguridad para trasladarse en el transporte público
El Sol de Hidalgo
11 de febrero de 2010

  Pachuca, Hidalgo.- Según Rodolfo Aguilar, lo más importante en materia de seguridad es la prevención individual. Noventa por ciento de la seguridad de las personas se encuentra precisamente en la prevención, sólo el 5% en la reacción y otro restante en diversos factores.

La mayoría de delincuentes que no estén intoxicados, primero hacen siempre una preselección de la víctima y luego identifican el blanco más fácil; en otras palabras, seleccionan al más débil o al que tiene algo que necesitan, ya sea dinero, un teléfono celular o un vehículo y, por qué no, una computadora... etcétera. Los delincuentes estudian o dedican el tiempo que sea necesario para vigilar a sus víctimas .Valoran los riesgos o las dificultades para llevar a cabo su robo y si todo se presenta con base en su estrategia previamente planeada, cometen el robo.

Es importante tener en cuenta que el delincuente no quiere ser expuesto o descubierto, siempre hace una preselección de sus posibles víctimas y va a escoger al más fácil o al que esté más desprevenido. Pero debemos considerar que durante un asalto o robo el delincuente está nervioso e inestable, cuestión que hay que considerar, pues puede reaccionar de una manera incorrecta e incluso violenta que puede poner en peligro nuestras vidas.

El perfil del delincuente ha cambiado. Hoy son más jóvenes, más preparados, utilizan tecnología y son más violentos, pero este perfil puede variar. La realidad es que no tienen una descripción física similar, ni de vestimenta ni de estilos de comportamientos o de proceder. Algunas personas refieren que fueron asaltados en bancos y comercios por hombres elegantes de traje y corbata, pero otros no lo refieren. Incluso señalan la participación de mujeres. Lo más importante es observar el comportamiento de un asaltante, por lo que hoy nos referiremos a lo que los especialistas como David Lee nos recomiendan para no ser víctimas de los delincuentes en el transporte público:

* Si utilizas usualmente transporte público, no portes joyas, alhajas grandes, ni grandes sumas de dinero. En caso de mujeres, no deben vestirse provocativamente o con colores llamativos, no uses tacones, de preferencia usa zapatos de goma o tenis, guarda en tu bolso tu calzado fino para utilizarlo donde realmente lo requieras.

* Planea tu ruta con anticipación, ten muy presente dónde vas abordar tu vehículo y en qué parte vas a descender. Lleva el dinero necesario para tu pago, con lo cual no mostrarás tu cartera. Selecciona paradas o estaciones que no estén desoladas o mal iluminadas.

* Al caminar hacia la parada o estación de transporte, hazlo por avenidas transitadas, bien iluminadas. Procura ir y regresar de día. Incorpórate a los grupos de peatones al subir o bajar del transporte. Si te sientes asediado por algún probable delincuente, dirígete de inmediato a un lugar público seguro, introdúcete en algún negocio abierto o toca desesperadamente en alguna casa, grita si es necesario, y en cuanto puedas reporta al individuo con la policía.

* Desconfía de los individuos que lleven en la mano un periódico doblado, un suéter, saco, etcétera. Cabe la posibilidad de que sean carteristas; por cierto, inserta tu cartera en los bolsillos frontales o sujeta firmemente tu bolso debajo del brazo, pasando la correa por tu hombro contrario.

* Si abordas un transporte de noche, exige al chofer que encienda las luces interiores; si el transporte se queda vacío, ¡cuidado!, no corras riesgos, pueden atacarte. Bájate de inmediato y aborda otro trasporte que lleve gente.

* De preferencia viaja acompañado y evita hablar con él de sus planes de ir de compras o cuánto dinero llevan o si tienen, que ir al banco, probablemente exista algún delincuente que los pueda escuchar.

* Si permaneces parado durante el trayecto en el transporte, mantente alerta en el momento de alzar el brazo para sujetarte a los pasamanos, los carteristas pueden actuar. No te sujetes del brazo donde cuelga tu bolso, deberás estar siempre firme, mantenido el bolso junto al cuerpo, utiliza para sostenerte el brazo que tienes libre.

* No te duermas durante el trayecto, pues serás presa fácil para los delincuentes.

* Si tienes la impresión de que alguien te ha venido siguiendo u observando, anuncia tu bajada de manera anticipada, acércate a la puerta y observa si el probable delincuente hace lo mismo. Al empezar el descenso de la gente, hazte a un lado y no te bajes. Observa si la persona se quedó en la unidad; si se quedó, desciende en la próxima parada o en una parada concurrida.

* Si de antemano sabes que vas a utilizar un taxi, tómate la molestia de averiguar el número de un sitio y llamarlo, con ello aminorarás riesgos.

Al solicitar el servicio de taxis, pide te informen sus características, así como el número del taxi que te enviarán.

Elije taxis que vaya circulando y no el que se acercó a ti ofreciéndote sus servicios, opta por tomar un taxi del que acaba de descender algún pasajero.

Antes de abordarlo, verifica que la matrícula de la placa coincida con la del rótulo lateral.

No abordes unidades con vidrios polarizados, ni particulares que ofrezcan servicio de taxi en la vía pública.

Es muy recomendable que cuando vayas a tomar un taxi te hagas acompañar de alguien que te vaya a dejar, indícale a tu acompañante que tome nota de la matrícula del taxi o incluso le tome una foto con su teléfono celular y al despedirse le solicites en voz alta que le llamarás cuando llegues a tu destino.

Si no tienes quién te acompañe, una vez que asciendas al taxi cierre los seguros y llama por tu teléfono celular a quien más confíes, informándole por dónde vas, las características y matrícula del taxi y del taxista.

* Al llegar de viaje a una terminal, jamás tomes un taxi que no sea de los que estén debidamente autorizados; es decir, no abordes algún taxi pirata, puedes correr riesgos.

Estas recomendaciones que nos hace el señor David Lee me parecen interesantes, motivo por el cual he querido compartirlas con ustedes, sobre todo con los jóvenes que hacen uso del transporte público.

Nos saludamos el próximo jueves
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas