Policiaca
Fatal accidente
El choque contra un camión les costó la vida; viajaban ingiriendo bebidas embriagantes. Fotos: José Luis Díaz/ El Sol de Morelia.
*** El accidente ocurrió en la carretera que va de Maravatío a Tlalpujahua
El Sol de Morelia
20 de octubre de 2009

José Luis Díaz

Maravatío, Michoacán.- Dos jóvenes en estado de ebriedad, uno de ellos en calidad de desconocido, perecieron la noche del pasado domingo luego de que la camioneta en la que viajaban quedara totalmente destrozada por haber chocado contra un camión, en la carretera que va de esta localidad a Tlalpujahua.

El finado que conducía la unidad accidentada, fue reconocido como Margarito Montoya de la Luz, quien al parecer era originario y vecino del municipio de Senguio; mientras que a su acompañante no se le encontró ninguna identificación.

Las autoridades informaron, que al filo de las 22:00 horas, sobre la mencionada rúa circulaba una camioneta marca Ford, línea Explorer, cabina y media, color verde con placas número MY52579 de esta entidad federativa, en la que viajaban los arriba mencionados y al llegar a la altura del rancho El Torito, invadieron el carril contrario y se impactaron a gran velocidad contra un camión DINA de plataforma color azul, con matrícula MV69140, que conducía Adán Gómez Martínez de 41 años de edad, vecino de la tenencia de San Miguel Curahuango, perteneciente a este municipio.

Tras el brutal impacto, la unidad Ford quedó completamente deshecha y dentro de ella los cuerpos sin vida de Margarito y su amigo, siendo el mismo conductor del camión quien solicitó la ayuda de las autoridades y pese a que los paramédicos de Cruz Roja intentaron ayudar a los jóvenes, nada pudieron hacer por ellos.

Al sitio arribaron elementos de la Policía Federal, quienes se hicieron cargo de la circulación y de las actuaciones por el percance, además del agente del Ministerio Público que acudió acompañado del médico legista y elementos de la Policía Ministerial, quien localizó dentro de la camioneta chocada varios envases de cerveza, luego di fe del levantamiento de los cadáveres, los cuales fueron enviados al semefo para los estudios de rigor.

Cabe señalar, que el conductor del camión al saber que él no había tenido la culpa del fatal accidente, se quedó en el lugar, siendo requerido por la policía para que se le resolviera su situación legal.