Opinión / Columna
 
Realidad 
Jorge Silva Pintor 
RAMO 33
El Sol de Tijuana
30 de septiembre de 2009

  por Jorge Silva Pintor

Es nota frecuente en la prensa informar del destino que se da a los recursos económicos del Ramo 33 que la federación aporta a las entidades, precisamente para apoyar proyectos y obras de carácter comunitario: repavimentación e incluso pavimentos en calles de colonias que aun en esta época de avances urbanos carecen de rúas bien urbanizadas y los servicios de agua y drenaje.

Obras que al menos en las notas periodísticas son efectuadas en zonas que exigen atención de las autoridades municipales; pero que como siempre, se les dan largas de acuerdo al entorno político y los intereses creados; hoy por ejemplo cada semana se le da difusión al sector que es o será beneficiado con esos recursos de la federación, para ser aprovechados en el mejoramiento de áreas urbanas, esta semana le tocó a la delegación Centenario, que de acuerdo a la información respectiva tiene en proyecto 26 obras a ejecutarse dentro de un programa de impacto social y complementario al Plan Integral de Repavimentación -PIRE-, lo que desde cualquier punto de vista es bastante plausible, si se impulsa por el delegado de esa demarcación.

De acuerdo a la versión dada por el director de Desarrollo Social Municipal -DESOM-: Arnulfo Guerrero León, serán 453 obras sociales a efectuar con los cien millones de pesos del Ramo 33, que se ejecutarán en las 9 delegaciones de la ciudad, que bien pueden ser: pavimentación de calles, algunas con concreto hidráulico, puentes peatonales, electrificación, bacheo en diversas vialidades, muros de contención, rehabilitación de centros comunitarios, alumbrados, juegos infantiles y cercos perimetrales. Lo que aparentemente vendrá a dar a Tijuana una nueva y mejorada característica urbana.

Lo que se pone en tela de duda, pues mientras los trabajos del PIRE avanzan a buen paso, muchas calles de las diferentes colonias, incluyendo la delegación centro, siguen luciendo un estado desastroso que debería dar vergüenza a los delegados responsables que hacen que no ven ni oyen la protesta de los habitantes de cada una de esas demarcaciones y demuestran que no están al tanto de los problemas que causan los perjudiciales baches que adornan las carpetas asfálticas de las rúas, ejemplo el de Playas de Tijuana: Manuel González Reyes que parece solo entiende por delegación la zona que corresponde al fraccionamiento y desconoce totalmente el lamentable estado de las vialidades en las diferentes colonias que son parte de su responsabilidad, en donde se está dejando al ''aí se va'' la atención oportuna a un buen plan de bacheo, que ya con la proximidad de la temporada de lluvias se verá agravado en tamaño y profundidad de los hoyancos, cuando solo es cuestión de ponerle ganas al trabajo y desquitar el excelente sueldo que se le tiene asignado y solicitar el apoyo del Ramo 33 para que se asignen los recursos necesarios para bachear las vialidades en lo que se termina el avance del PIRE en la carretera que conduce al fraccionamiento.

Mecanismo que no da a conocer en realidad cuáles son esas 43 vialidades a ser renovadas por el PIRE, pero mientras tanto las calles fuera del programa están convirtiéndose en verdaderas trampas para los conductores de autos que tienen que sortear los baches para no causarle daños costosos a su unidad rodante, de hecho ejemplificamos la calle 9a. ente la Tecate y la Segunda, presumiblemente dentro de la injerencia de la delegación Playas y otras muchas de las colonias alrededor que están en condiciones lamentables y no hay, o por lo menos no se ve interés del delegado de reparar las superficies de rodamiento para darle una buena característica urbana a esa zona de la ciudad

Pero por supuesto no es la única, pues hay vialidades tanto en el centro de Tijuana como en las colonias aledañas que piden a gritos una ''manita de gato'' a través del bacheo por parte de la autoridad municipal, que se ha hecho como que la Virgen la habla, pero ni siquiera le toma en cuenta; qué ilógica manera de gobernar de Jorge Ramos Hernández, que parece le está dando ''atole con el dedo a la ciudadanía'' pues mientras publicita a un alto costo las obras del PIRE, que sin duda merecen reconocimiento popular, no se preocupa por cumplir con ese compromiso a la ciudad; aparte de que el PIRE se pagará con el empréstito bancario, el dinero del erario no se está empleando en la necesaria campaña de bacheo, para que al terminar la obra del PIRE las demás vialidades sean el complemento de la magna obra del PIRE y justificar la costosa inversión que dará a Tijuana una imagen de modernidad, pero si no se bachean las vialidades internas de las colonias esto seguirá teniendo un factor negativo con todo y disponer de los recursos del Ramo 33.
 
Cartones
Columnas