Opinión / Columna
 
Hazael Ruíz Ortega 
El valor del ejercicio en la salud
El Sol de México
11 de octubre de 2014

  Qué presente vivimos, qué futuro nos revela la vida. Será tan transparente el uno y el otro que favorecen la adopción de una vigorosa práctica del ejercicio físico como ruta de prevención, transformación y requerimiento personal destinado a lograr resultados. En México progresamos, un 42.4 por ciento de las personas han dado el primer paso, abonando a su pertenencia al grupo de población con un estilo de vida activo y saludable.

Expertos afirman que el ejercicio físico debe utilizarse como herramienta terapéutica enfocada a optimizar la calidad de vida: capacidad funcional en las actividades de la vida diaria, salud psicológica con preservación de la función cognitiva, apaciguar síntomas de la conducta depresiva, renovar el concepto de control personal, la eficacia y el respeto personal, el control en algunas enfermedades (por ejemplo la diabetes mellitus, obesidad, derrame cerebral, osteoporosis) y aumentar la movilidad como resultado de la acción preventiva y rehabilitadora, entre otros.

Sin embargo, conocemos que a fin de evitar consecuencias desagradables, es recomendable que antes de iniciar algún programa para hacer ejercicio, obtener el diseño del programa de ejercicio personal e incluso una valorización médica. En este sentido la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece un protocolo para la detección de impedimentos para hacer ejercicio.

Pasemos del ámbito personal al comunitario. Analicemos el perfil y los avances del ejercicio físico en México como uno de los componentes para la transformación deseada. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publicó esta semana, los resultados de la cuarta edición del Módulo trimestral de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (MOPRADEF), realizada en 2,336 viviendas de 32 ciudades de más de 100 mil habitantes, con el objetivo de obtener información sobre la participación de hombres y mujeres de 18 años y más, en la práctica de algún deporte o ejercicio físico en su tiempo libre.

Algunos de los datos duros, para el mes de agosto 2014, refieren de un avance: La población activa de 18 años y más es de 42.4%; hombres activos físicamente 53.1% y mujeres activas 46.9%. El estudio acentúa, un aumento de las mujeres activas y disminución de los hombres activos físicamente comparados con el mes de mayo del mismo año.

a) Tiempo y lugar. El estudio cita: en promedio, quienes se ejercitan con regularidad dedican 3 horas 29 minutos semanales. Los varones destinan 3 horas y 38 minutos a esta práctica mientras que las mujeres, 3 horas con 19 minutos. Las instalaciones o lugares públicos son los sitios preferidos para ejercitarse (69.0%), mientras que poco menos de la tercera parte de la población activa físicamente (27.6%) acude a instalaciones de uso restringido (instalaciones privadas, de estudio, trabajo o domicilios particulares).

b) Motivos: Resulta fuente de inspiración, aprendizaje y transformación lo que buscan las personas al realizar ejercicios: "por salud (66.4%), por diversión (16.6%), para verse mejor (13.1%) y en el 3.4% de los casos se desconocen los motivos".

En el contexto de la práctica del ejercicio físico, un referente es la "Capital del Deporte", las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México promueven diversas disciplinas con el fin de apuntalar el deseado y esperado bienestar físico, emocional y espiritual de los capitalinos y turistas que nos visitan.

Reflexionemos con base en la OMS y estudio en comento: la inactividad física es el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad a nivel mundial y tiene importante influencia en la prevalencia de cuatro tipos de enfermedades: cardiovasculares, respiratorias crónicas, cáncer y diabetes.

Sin duda, debemos activarnos y vivir de manera positiva las circunstancias que nos presente la vida.

hazael.ruiz@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas