Opinión / Columna
 
Hazael Ruíz Ortega 
El ejercicio físico prolonga la vida
El Sol de México
23 de mayo de 2015

  La esperanza de vida crece casi cinco años con el ejercicio físico. Indagando, según trabajos de especialistas de varios países, presentan indicadores que refiere que el ejercicio físico es directamente proporcional a la expectativa de vida. Publican cifras de su alcance: "el riesgo de muerte se reduce en un 40 porciento", "aumenta la vida, entre 5 a 7 años".

Desde nuestra perspectiva, la práctica del ejercicio se realiza para transformar a un estado físico y mental saludable, es decir, para sentirnos y estar bien. En el colectivo es aceptado, que es un todo, la "sumatoria" de: una alimentación y nutrición adecuada + el ejercicio físico pertinente + el dormir bien + la higiene corporal y ambiental apropiada + el ocio y recreación + las actividades productivas + más otras medidas y estilos de vida saludables (por ejemplo, de gran valor... el no fumar) promueven el máximo de salud, bienestar y calidad de vida de las personas.

Ahora, nos interesa poner el énfasis en el componente fundamental del ejercicio físico. Los expertos definen que el ejercicio físico es una modalidad de actividad física de tipo libre y voluntaria en la que se llevan a cabo movimientos corporales planeados, estructurados y repetitivos, para mejorar o mantener una o más cualidades biomotoras.

En esta misma línea, señalan que está demostrado, que mantenerse activo en la vida cotidiana y realizar ejercicio físico regularmente, es una sensible estrategia de prevención de la salud física, psicológica y social para la propia vida, y que obliga a promover desde etapas tempranas para un estilo de vida saludable que retrase las limitaciones físicas, que se presentan en el proceso del envejecimiento humano, después de los cuarenta años. Por ejemplo, en adultos mayores mejora la calidad de vida y autosuficiencia, al incrementar las siguientes capacidades: resistencia cardiovascular y músculoesquelética, fuerza, movilidad, velocidad de reacción y coordinación.

En todas las edades, es preciso no caer en abusos y tener el acompañamiento de un especialista en el ejercicio físico. En esta ruta, el instructor apoya al diseño del programa de ejercicio en el modo, duración y frecuencia adecuado a la persona. También, en las explicaciones pertinentes relacionadas con los mitos y realidades del ejercicio físico. El reto, acotar las consecuencias inesperadas y no deseadas que conlleven riesgos a quien realiza el ejercicio físico y al promotor de la actividad física las situaciones legales en la que se pudiera implicar.

Se desenvuelve en todas las personas cualquiera que sea su edad, sexo, capacidad o condición social. Sin duda, el ejercicio físico contribuye a los estilos de vida saludables, refuerza la necesidad de una perspectiva comunitaria y en nuestros días se construye desde un bien común que debe protegerse. Por cierto, en México es un derecho consagrado en la Constitución.

En el artículo 4º constitucional, se establece que: (...) "Toda persona tiene derecho a la cultura física y a la práctica del deporte. Corresponde al Estado su promoción, fomento y estímulo conforme a las leyes en la materia". Un ejemplo: El Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018, incorpora objetivos, metas y líneas de acción para aumentar el tiempo a las actividades físicas, recreativas y deportivas, especialmente las niñas, niños y adolescentes. Desde mi perspectiva, un acierto del impulsar desde temprana edad este cimiento del desarrollo humano.

Este día 23 de mayo (fecha distinta en cada país) en México celebramos el Día del Estudiante. ¡Felicidades!

hazael.ruiz@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas