Comunidad y cultura
Chimalhuacán, ciudad milenaria
Organización Editorial Mexicana
9 de noviembre de 2008

El Sol de México

Ciudad de México.- En náhuatl significa "lugar donde habitan los poseedores de escudos o rodelas" y cuenta con importantes atractivos turísticos, centros culturales e infraestructura urbana.

Se trata de Chimalhuacán, una ciudad milenaria fundada en tiempos prehispánicos de acuerdo con vestigios arqueológicos, en cuyas tierras que formaban parte de la zona lacustre, el mamut y el bisonte vivieron en las orillas del Lago de Texcoco.

Maximino Quintero, investigador del Instituto Mexiquense, relata que para ilustrar los orígenes de vida basta mencionar que en Chimalhuacán se han encontrado restos de mamut y otros animales pleistocenos, utensilios hechos por el hombre, un esqueleto pre-cerámico que es el más completo y conservado de los 38 recuperados hasta 1984; según el investigador, podría ser el más antiguo de México.



* Su cultura

Existe una zona arqueológica denominada "Los Pochotes", en donde se encuentran vestigios de nuestras culturas prehispánicas pertenecientes al período postclásico mexica. Éstas consisten en una pirámide con tres plataformas, un juego de pelota y una serpiente de piedra, entre otros. Dentro de ésta hay un museo en el que se pueden apreciar restos de fauna del pleistoceno, así como otros elementos importantes de nuestra historia.

Otros lugares de interés lo constituyen iglesias como la de Santo Domingo de Guzmán (siglo XVI), ubicada en la cabecera; la de Nuestra Señora de Guadalupe, en Xochiaca, que tiene una capilla de la época actual; la Capilla del Santo Entierro (siglo XIX), ubicada a la entrada del panteón, construida con cantera rosa y aprovechando una cueva natural; la Capilla de San Agustín Atlapulco (siglo XVI), en el barrio del mismo nombre.

Arquería de la Plaza Cívica, en el barrio de San Lorenzo Chimalco, construida con la maestría y exquisitez de los canteros de este municipio; Casco del Rancho, ahora fraccionamiento El Molino, que data de la época colonial.

De la época actual se puede admirar el tallado directo en piedra que con maestría realizan los canteros de este lugar, herencia tolteca que se transforma en fuentes, columnas, dinteles, cárcamos y demás producciones ornamentales o utilitarias, como son desde molcajetes y metates hasta grandiosos monumentos realizados en diferentes materiales pétreos como son el recinto, la piedra volcánica, xiluca, basalto, pachuca y otras. También se trabaja el mármol.

Los aspectos de preferencia tienen reminiscencias prehispánicas, también gustan de figuras humanas y de animales. El estilo generalizado pertenece al naturalismo figurativo. Las fuentes de cantera hechas aquí adornan varias plazas cívicas y atrios de las iglesias.



* Museos

La Casa de Cultura de Chimalhuacán constituye un espacio de desarrollo cultural muy importante dentro del municipio, y fue inaugurado el 3 de diciembre de 1987. Está dotada con espacios para biblioteca, auditorio y talleres. Una hermosa fuente de cantera da la bienvenida a los visitantes.

Existe un museo pequeño en la zona arqueológica, como antes se mencionó, además de un archivo histórico.



* Fiestas, danza y tradiciones

El municipio se identifica por las fiestas de carnaval que se celebran previamente a la cuaresma, y datan de la segunda mitad del siglo XIX.

También es de gran relevancia la Fiesta del Rosario, en la cabecera municipal, que se celebra el 7 de octubre en honor de la Virgen del Rosario por ser la patrona del pueblo. Todos los barrios participan en los festejos y aún se cuenta con la presencia de feligreses de Iztapalapa, quienes vienen a ofrecer sus saludos a la Virgen. Esta celebración tiene una duración de tres semanas.

Procedente de la época colonial se celebra, el 4 de agosto, la fiesta en honor al patrono de la parroquia, también en la cabecera, Santo Domingo de Guzmán.

Se celebra la Semana Santa con una procesión nocturna en la que participan todos los barrios adornando e iluminando sus fachadas para que pase el carruaje con el Santísimo, hasta llegar a la parroquia de Santo Domingo. Se produce un gran movimiento en las calles, pues toda la gente se esmera en los arreglos. En los últimos años se han colocado tapetes de aserrín. Los cuadros vivientes alusivos a la fecha merecen también un reconocimiento. Gran cantidad de gente se une a la procesión.



* Música

La sensibilidad musical de este lugar ha hecho posible la existencia de varias bandas y orquestas. Sus integrantes transmiten de generación en generación el conocimiento de la música, lográndose con esto que a la fecha haya más de cuatro orquestas y otros tantos grupos musicales que interpretan, principalmente, música tropical. Las orquestas tocan, por nota, todo género de música propia de estos grupos. Hay también rondallas y algunas estudiantinas.



* Artesanías

Los productos ornamentales hechos de piedra constituyen un atractivo para todos aquellos que quieran tener desde un molcajete con el diseño y labrado que gusten, ceniceros, bases de mesa, gárgolas, dinteles, columnas, capiteles, hasta fuentes, imágenes, monumentos, lápidas, mausoleos, esculturas y todos aquellos que sólo quedan limitados por su imaginación.



* Gastronomía

Los platillos más representativos de la región son los que se catalogan como excepcionales, dado que provienen de la época en que Chimalhuacán se alimentaba del Lago de Texcoco, pues se contaba con parvadas de aves que emigraban, así como con variados y sabrosos productos provenientes del agua. Esta tradición se mantiene viva gracias al arraigo del pueblo, quien se provee de lo necesario en otras zonas lacustres para así poder preparar el "ahuautle", la tenaca envuelta, el "mixmole" de pescado o de acocil, el tamal de carpa, de pescaditos amarillos, de juil o tortilla de pescado llamada también "santos" o "ahuahuantos". Otro platillo muy delicado por su sabor lo constituye el pato silvestre, que se prepara de varias formas: barbacoa, caldillo o al lodo.



*Centros turísticos

Chimalhuacán cuenta con su zona arqueológica, templos y el pueblo en sí. En tiempos de carnaval es digna de presenciarse la danza característica de esta época, que constituye una bellísima manifestación cultural por toda la magnificencia que la rodea. Se trata de grupos de bailadores, los hombres con traje de charro bordado con lentejuelas, blusa, chaleco, sombrero y botas.

Los acompaña una orquesta a ritmo de "Virginias" y "Cuadrillas", música arreglada o especialmente compuesta para este evento anual. Estos grupos o comparsas bailan por las calles domingos y lunes, a partir de medio día, hasta las ocho o nueve de la noche.

Esta época se inicia un domingo antes del miércoles de ceniza y concluye un domingo antes del Domingo de Ramos. Uno o dos grupos se presentan cada semana hasta que todos hayan bailado. Las orquestas existentes en este mismo lugar deben solicitarse con toda anticipación, pues hay muchas comparsas participantes en la cabecera municipal y en diferentes barrios del municipio. Esta tradición data de la segunda mitad del siglo XIX.

Otro atractivo lo constituye la visita a los talleres del abrazo de la piedra en los barrios de Xochitenco, Xochiaca y San Lorenzo.