Guadalajara
Ya no se venderá el hueso de fraile
A la planta Thevetia Peruviana le atribuyen características para bajar de peso y para desparasitar, no la consuma porque ha cobrado la vida de varias personas
El Occidental
27 de octubre de 2008

Rosario Bareño Domínguez

Guadalajara, Jalisco.- Lanzará operativo la Dirección de Inspección y Vigilancia de Guadalajara para que en coordinación con la Dirección General de Servicios Médicos, quiten de circulación en todos los lugares que se comercialice el hueso de fraile, a fin de que sólo sea ofrecido como ornato y no como medicamento, así como cualquier otra sustancia o planta que se considere riesgosa para la salud pública y que esté prohibida por la Secretaría de Salud.

A propuesta del regidor panista Alejandro Madrigal Díaz, se pretende que esta planta no se venda más, ya que intoxica y mata.

Muertos e intoxicados se registraron en abril del 2005 y el 7 de octubre del presente año con el fallecimiento de un hombre y su hija, así como de la gravedad de dos menores que con el propósito de desparasitarse consumieron el llamado hueso de fraile, recordó el edil.

"Todos hemos oído hablar de la semilla de la planta Thvetia Peruviana, llamada comúnmente codo o hueso de fraile, así como gorro de obispo, a la que le atribuyen características para bajar de peso y últimamente para desparasitar, que ha cobrado la vida de varias personas en este municipio de Guadalajara", sostuvo.

Médicos forenses confirmaron en enero de 2005 como causa del deceso de una joven ama de casa y una policía, la ingesta del hueso de fraile, detectando concentraciones cianúricas y además un ácido que hace las veces de laxante, al grado de que provoca síntomas tan agresivos como los del cólera.

Contiene cianuro en pequeñas proporciones, pero que mezclado con el ácido cianídrico, provoca vómitos y diarrea. Un total de 60 semillas ingeridas directamente matan a un adulto y 10 bastan para que perezca un niño.

Pidió que se realice un operativo coordinado para que se retire del mercado el hueso de fraile con fines distintos a los de ornato.

Con esto "evitamos muertes de personas que por diferentes circunstancias son engañados con este tipo de productos "mágicos" y nos apegamos al estado de derecho. En lo institucional mejoramos la imagen del municipio", subrayó.