Sinaloa
Alta vulnerabilidad de Sinaloa ante ciclones
Francisco Miguel Díaz Angulo, director de Protección Civil de Gobierno del Estado. Foto Tomás Avila/El Sol de Sinaloa
Ratifica el director estatal de Protección Civil
El Sol de Sinaloa
19 de junio de 2008

por Juan Manuel Pineda

Culiacán, Sinaloa.- Con el segundo lugar en el pacífico mexicano como zona de mayor impacto de fenómenos climatológicos, Sinaloa es considerado como estado altamente vulnerable por lo que el director estatal de protección civil, Francisco Miguel Díaz Angulo, exhortó a la sociedad en general a extremar medidas preventivas.

Después de Baja California Sur, particularmente diez municipios de Sinaloa ubicados a lo largo de los 656 kilómetros de litoral y específicamente los campos pesqueros diseminados en las 22 mil 600 hectáreas de esteros, lagunas y bahías, son zonas de alto riesgo.

También son lugares de riesgo todos aquellos asentamientos humanos ubicados en las riberas de los ríos o en las inmediaciones de canales y drenes.

Entre los principales municipios y comunidades de mayor riesgo, se encuentran:

En Ahome: Topolobampo, Las Lajitas y la Biznaga.

Guasave: Las Glorias, Boca del Río, toda la zona aguas abajo del río Sinaloa, San Rafael y El Huitusi.

Aunque no está en la zona costera, históricamente en Guamúchil tiene zonas de riesgo como las colonias Militar, Las Garzas, Las Glorias, así como todas las partes bajas por donde cruza el río Evora hasta Angostura.

En Rosario: Caimanero, Agua Verde y Nieblas, donde 70 familias están en grave riesgo porque no ha habido oportunidad de reubicarlas.

Escuinapa: Isla del Bosque, Teacapán y Las Cabras.

-"Tenemos gran preocupación por las zonas bajas de Culiacán, Angostura, Navolato, Elota y Mazatlán, en esta última ciudad todos los años se inundan alrededor de veinte colonias", subrayó el director estatal de protección civil.

El funcionario fue orador invitado a la reunión ordinaria de miembros de la Asociación de Periodistas y Comentaristas de Prensa, Radio y Televisión Sinaloa A.C., que dirige Jesús fuentes.



PREVENIR, PREVENIR,

PREVENIR... NO HAY DE OTRA



Oficialmente, la temporada de lluvias inició el pasado día 15 de mayo y concluirá el 30 de noviembre, por tanto las autoridades de Protección Civil de la Secretaría de Seguridad Pública iniciaron la fase preventiva cuyas acciones terminarán la primera quincena del próximo mes.

Ante la temporada de lluvias, las autoridades de Protección Civil trabajan en tres vertientes: prevención, auxilio y recuperación de las eventuales afectaciones.

En el marco de la fase preventiva, a la par de las acciones de difusión directa o a través de los medios de comunicación, se han realizado recorridos de inspección de las zonas de riesgo, así como de coordinación con autoridades y otros sectores de la sociedad con el fin de establecer mecanismos y estrategias para tener capacidad de respuesta y actuar de manera oportuna.

-"Prevenir es la única opción para mitigar los eventuales daños y riesgos a la seguridad que generan los fenómenos naturales", precisó Díaz Angulo.



SINALOA, COMO DICE EL REFRAN,

ESTA EN EL "OJO DEL HURACAN"



Muy a tono con el refrán popular, literalmente "Sinaloa está en el ojo del huracán", señaló en términos coloquiales el director estatal de Protección Civil.

El mayor periodo de afectación por las lluvias, se registra de agosto a octubre, debido que en estos meses produce el mayor calentamiento del agua del mar y una gran actividad convectiva de la atmósfera.

Según los pronósticos, se considera que hay pocas posibilidades de en Sinaloa se generen lluvias intensas durante el mes en curso.

En cambio, se advierte que la temporada de lluvias se intensificará, copiosamente, a partir de julio con precipitaciones arriba de 80 mm, lo cual es de cuidado.

-"Hay muchas zonas de alto riesgo desde Ahome a Escuinapa, pero Culiacán y Mazatlán presentan una alta vulnerabilidad", advirtió Díaz Angulo.

Sólo el casco urbano de Culiacán, añadió, hay 45 arroyos que son de riesgo mayor y 70 lugares en el municipio donde puede haber severos daños por inundaciones.



536 REFUGIOS TEMPORALES

PARA ATENCION URGENTE



La fase preventiva en la que trabajan autoridades y personal de la dirección estatal de Protección Civil, ha arrojado la ubicación de 536 refugios temporales para dar respuesta inmediata a la población eventualmente damnificada.

Sin embargo, Díaz Angulo precisó que se tiene un listado de un mil refugios para cualquier contingencia.

-"Detectamos lugares de alto riesgo y en función de ello ubicamos los eventuales albergues que se requieran", indicó.

A la fecha, ya concluyó un recorrido por el estado donde se detectaron las zonas de riesgo y la próxima semana se presentará al gobernador del estado, Jesús Aguilar Padilla, la solicitud de apoyos para tener a tiempo cobijas, cobertores, kit de aseo, láminas, etcétera, para auxiliar a los damnificados.

Los albergues deberán contar con energía eléctrica, agua, sanitarios, víveres, principalmente.

En todas estas acciones, se realiza una amplia coordinación con Ejército Mexicano, cuerpos de auxilio y autoridades de dependencias de los tres niveles.

Asimismo, ya se establecieron los convenios con los dirigentes de organizaciones de transportistas para realizar, de manera inmediata, las evacuaciones de familias de los lugares afectados por las lluvias.

Por otra parte, el personal de Protección Civil está realizando con monitoreos, las 24 horas, en coordinación con el servicio meteorológico nacional y la CONAGUA para estar informados del desarrollo de fenómenos climáticos y, a la vez, poner en alerta a los municipios y lugares de posible impacto.



EL "LANE", UNO DE LOS CINCO

HURACANES MAS PODEROSOS



Desde 1971 a la fecha, Sinaloa ha sufrido el embate de quince huracanes de gran magnitud, pero el "Lane" que impactó de Culiacán hasta Escuinapa en el 2006, es considerado entre los primeros cinco de mayor fuerza que han azotado en el país.

El "Lane" afectó a trece municipios, donde 356 comunidades fueron directamente afectadas y de las cuales 140 sufrieron graves inundaciones, 112 se quedaron sin agua potable y energía eléctrica, y 143 incomunicadas.

Treinta días después, azotó el huracán "Paúl" que afectó a nueve municipios.

Tras estos fenómenos naturales, los daños materiales fueron por alrededor de dos mil cien millones de pesos y se registraron dos personas muertas.

Otro de gran impacto fue "Ismael", en 1995, que en Topolobampo generó una gran tragedia con la muerte de 256 pescadores quienes no fueron enterados, oportunamente, de la presencia y azote de ese fenómeno.

En la década de los 80's, otro fenómeno de esta naturaleza causó graves daños en la región de Pericos, Mocorito.

A raíz del cambio climático en el mundo, se considera que se han incrementado grandes desastres por diversos fenómenos naturales.

-"Tenemos que adentrarnos en este contexto y analizar lo que ocurre en otras partes del mundo como Estados unidos, Japón, Birmania, China, Africa, México, etcétera", concluyó Díaz Angulo.