Opinión
Marcelino Miranda
Importancia de la Constitución de 1917

El Sol de Acapulco
6 de febrero de 2008

"La Constitución de 1917, fue aprobada por una Asamblea que en Querétaro habló socialmente" (Alberto Trueba Urbina)

Ayer 5 de febrero, se conmemoró la promulgación de la Constitución de 1917, fecha de gran trascendencia histórica y de la mayor relevancia en el calendario cívico nacional, ya que se trata de la norma jurídica suprema de México. Es la Ley fundamental que organiza la vida social de nuestro país; determina y regula los derechos y obligaciones de los ciudadanos frente al Estado, la estructura, integración y funcionamiento de éste, así como de su gobierno y de los poderes públicos.

Recordar su origen y su evolución, es abrir las páginas de la historia de México que nos hace ser conocedores, más sensibles y admirar el papel trascendente de quienes nos legaron este país de instituciones con sustento en las leyes. Porque el cambio nacional, para que sea real, justo y se afiance, ha de tener necesariamente una expresión en las leyes.

Atrás de la Constitución de 1917, hay una riqueza histórica en la que se inscriben luchas libertarias, documentos y constituciones que fueron tomadas en cuenta para la redacción de la Constitución actual. Por ello, al referirnos a la Constitución que rige actualmente la vida nacional, es importante considerar las diferentes constituciones a lo largo de la historia:

1.- La Constitución Política de la Monarquía Española o de Cádiz que rigió en España y sus colonias de 1812 con un año de vigencia y de 1820 a 1822. 2.- La Constitución de Apatzingán que contenía principios políticos en los que se establecía que "América es libre e independiente de España y de cualquier otra nación y que la soberanía dimana esencialmente del pueblo, lo que Morelos denominó "Sentimientos de la Nación" dados a conocer en 1813. 3.- Acta Constitutiva de la Federación de enero de 1824 que instituía el sistema federal y la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos que fue promulgada el 3 de octubre de ese mismo año, con ella nació en México el federalismo. 4.- Las Siete Leyes Constitucionales, 1835-1836. 5.- En junio de 1843 se sancionó una nueva Carta Magna, llamada Base Orgánica de la República Mexicana suprimiendo al Supremo Poder Conservador que encabezaba el propio Santa Anna. 6.- El 10 de mayo de 1847 en el Congreso Extraordinario Constituyente, se aprobó el Acta Constitutiva y de Reformas, de esa manera se restablecía el federalismo. 7.- El 5 de febrero de 1857, fue aprobada una nueva Constitución, que contenía el mantenimiento del federalismo, abolición de la esclavitud, las libertades de trabajo, propiedad, de expresión de ideas, de imprenta, de asociación, derecho a votar por mexicanos varones mayores de 18 años si son casados y 21 si no lo son.

En consecuencia, la Constitución de 1917, es coherencia histórica, porque recoge los ideales de los grandes movimientos libertarios y de emancipación de nuestro país, incluyó gran parte de los ordenamientos de la Constitución de 1857, e incorporó con un pensamiento más avanzado las libertades y derechos sociales, con ello, se hace una gran aportación de la tradición jurídica mexicana al constitucionalismo universal, dado que fue la primera Constitución en el mundo que incluye derechos sociales, dos años antes que la Constitución alemana de Weimar en 1919.

Por estas razones históricas, el mejor homenaje a nuestra Constitución, consiste en preservar su sentido social y liberal, su proyecto democrático de nación en el que prevalezcan los puntos de consenso social y de reconciliación nacional para que sea motor del desarrollo y progreso del país con justicia y además es necesario e indispensable que sea difundida y conocida por todos los mexicanos y así tengamos la obligación de respetarla y de cumplirla.
Columnas anteriores
Columnas

Cartones