Ecologia
Firma el grupo Kering acuerdo para mejorar el comercio de piel de pitón
"Cooperación para la conservación de la pitón". Foto: Cortesía
Organización Editorial Mexicana
22 de noviembre de 2013


AFP

Ginebra, Polonia.- El grupo de lujo francés Kering, al que pertenecen Gucci, Yves Saint Laurent y Balenciaga, firmó un acuerdo con dos socios con el objetivo de mejorar el comercio de las serpientes pitón, informó este viernes en un comunicado.

Kering lanzó este viernes la "cooperación para la conservación de la pitón", junto con el Centro del Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y de la ONU, y con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Con ella se pretende "contribuir a mejorar el carácter sostenible del comercio de la pitón", y llega un año después de que la UICN pidiera a la industria de la moda que introdujera un sistema de seguimiento del origen de la piel, para que el consumidor sepa si es legal.

La IUCN denunció entonces en un informe los abusos cometidos en el comercio de piel de pitón empleada por la industria de la moda europea que, según la organización, ponía en peligro la supervivencia de la especie en el Sudeste asiático.

"Una proporción considerable de las pieles vendidas proceden ilegalmente de animales salvajes, por encima de las cuotas autorizadas, gracias a permisos falsos", había afirmado Thomas Walle, de la UICN.

Este comercio, vigilado por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES), afecta a medio millón de pieles al año, y representa ventas de unos mil millones de dólares (711 millones de euros) al año, según un informe realizado con el Centro Internacional del Comercio y el programa TRAFFIC.

Según este informe, los datos que indican que más del 20% de las pieles exportadas proceden de animales criados con ese fin no son creíbles, pues los costes de la crianza son superiores a los precios de venta de las pieles.