Ecologia
EU limitará emisiones de CO2 de nuevas centrales eléctricas
Las futuras centrales a gas natural tendrán que limitar las emisiones de CO2.

Foto: Reuters
Organización Editorial Mexicana
20 de septiembre de 2013


AFP

Washington, D.C.- Estados Unidos anunció el viernes por primera vez límites a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de las nuevas plantas de energía eléctrica que funcionan a gas y carbón, con miras a combatir el cambio climático.

Esta medida, adoptada bajo la Ley de Aire Limpio (Clean Air Act), es "el primer paso importante del programa del presidente Barack Obama" anunciado el 25 de junio para luchar contra el calentamiento global, dijo la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Las centrales eléctricas a gas y carbón son responsables de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos.

"El cambio climático es uno de los problemas de salud pública más urgentes y difíciles de nuestro tiempo. Tomando medidas sensatas para limitar la contaminación de CO2 de las nuevas plantas de energía, podemos minimizar los efectos del calentamiento global y cumplir con nuestras obligaciones para garantizar un ambiente seguro y saludable para nuestros niños", dijo la administradora de la EPA, Gina McCarthy.

"Estas nuevas normas de contaminación también impulsarán la innovación que necesitamos para construir la próxima generación de plantas de energía, contribuyendo así a desarrollar una economía dependiente de energía más sostenible", agregó.

Según esta propuesta, las futuras centrales a gas natural tendrán que limitar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a 453 kilos por megawatt-hora, y a 499 kilos por megawatt-hora para las unidades más pequeñas.

En cuanto a nuevas plantas de energía a carbón, éstas no podrán exceder los 499 kilos por megawatt-hora con la posibilidad de optar por límites medios más estrictos, pero repartidos en varios años.

Actualmente las plantas más modernas a carbón producen unos 800 kilos por megavatio-hora, según la industria.

Estas nuevas normas, que están sujetas a un proceso de consulta pública de 60 días antes de entrar en vigor, asegurarán que futuras centrales se construyan utilizando la última tecnología en energía limpia disponible para limitar la contaminación de CO2.

El presidente Obama pidió a la EPA proponer nuevas normas para combatir la contaminación de CO2 de las centrales eléctricas existentes antes de junio de 2014.