Sociedad
Nombre y sexo del "bebé real", entre las apuestas en Londres
El Sol de México
2 de julio de 2013


AFP

Londres, Inglaterra.- ¿Alejandra, Diana, Jorge, Wayne? El inminente nacimiento del primogénito del príncipe Guillermo y su esposa Catalina en el Reino Unido inspira a los apostadores del mundo entero, que tratan de predecir el nombre, el sexo, el peso e incluso el color del cabello del futuro heredero.

Los "bookmakers" esperan que las apuestas sobre el nacimiento del "bebé real" superen las que se hicieron con ocasión de la boda de sus padres en abril de 2011. El enlace estableció un récord de ingresos en la categoría de apuestas no deportivas o hípicas.

"Es un mercado mundial. Como a los británicos, hay gente en todo el mundo a la que le gusta la familia real", declaró a la AFP Joe Crilly, de la casa William Hill.

Todo en torno a este nacimiento está sujeto a vaticinio, hasta la manera como Catalina dará a luz: ¿por cesárea o por vía natural? ¿Será o no "demasiado elegante para empujar" (too posh to push)?

Pero es el nombre lo que más parece interesar a los apostantes. Alejandra, seguida de Carlota, Isabel, Diana y Victoria parecen triunfar en caso de que sea niña. Jorge, Jaime y Luis encabezan las preferencias, también tradicionales, si fuera niño.

Alejandra es el segundo nombre de la reina Isabel II, Carlota el de la hermana de Catalina, Pippa. Victoria rendiría homenaje a la monarca que ocupó durante más tiempo el trono de Inglaterra.

Entre las opciones más improbables y estrambóticas figuran Hashtag, una palabra muy utilizada en las redes sociales, para la que una casa irlandesa ha aceptado una apuesta de 500 contra 1. Wayne y Waynetta, los nombres de la pareja de proletarios protagonista de una serie cómica británica, está 250/1 y 500/1, respectivamente.

Todavía más improbable, el nombre de la estrella del pop surcoreana Psy está 5.000 contra 1, al igual que North, nombre del hijo del rapero Kanye West y de la estrella de la telerealidad Kim Kardashian.

"Vemos que hay un difícil dilema, porque por un lado Guillermo y Catalina son una pareja bastante moderna, pero por otro tienen mil años de tradición real detrás de ellos y no quieren contrariar a la reina", explicó a la AFP Rory Scott, portavoz de Paddy Power.

Los nombres femeninos dominan las apuestas, lo que significa que los apostantes se inclinan por una niña. Un supuesto lapsus de Catalina desencadenó estos rumores, aunque la pareja asegura que ignora el sexo del bebé.

Si el pequeño debe llegar oficialmente a "mediados de julio", varias casas de apuestas se inclinan por la primera semana de julio. Con la idea de que Catalina habría podido seguir el ejemplo de Diana, quien embarazada de Guillermo anunció que se salía de cuentas en una fecha posterior a la verdadera.

El color del pelo favorito es el castaño, seguido del rubio y del moreno. En cambio, la perspectiva de un bebé pelirrojo como su tío Enrique es considerada menos probable.

"Pensábamos que la boda (de Guillermo y Catalina) era el mayor acontecimiento real en materia de apuestas, pero el nacimiento será algo todavía más importante", indicó Alex Donohue, de Ladbrokes, que dice estar recibiendo apuestas "del mundo entero".

Según Rory Scott, Paddy Power aceptó 10.000 apuestas y prevé obtener un 30% más que con la boda, con unos ingresos esperados de 300.000 libras (350.000 euros, 456.000 dólares).

Estas sumas son sin embargo mínimas comparadas con las ganancias en los grandes acontecimientos deportivos como la carrera de caballos Grand National, donde un único apostante puede ganar 50 millones de libras. Pero el mercado está expandiéndose.

Las primeras apuestas sobre la familia real se aceptaron durante la boda de Carlos y Diana y el nacimiento de Guillermo, recuerda Graham Sharpe, que trabaja desde hace 40 años para William Hill.

"Antes de esto, estaba mal visto, pero en cuanto Diana entró en la familia real, todo se distendió un poco. Entonces pensamos que era el momento de tantear el terreno", explicó.