Mujer
Niña boliviana atacada por perro viaja a Boston para cirugía
La familia de Rosalía. La acompaña su padre Agustín Apaza en el viaje. Foto: AP
Organización Editorial Mexicana
20 de junio de 2013


AP

La Paz, Bolivia.- Un avión privado con matrícula estadounidense llevó a Boston el jueves a Rosalía, una niña de cuatro años que quedó moribunda en la calle de una barriada de La Paz tras ser atacada por un perro hace casi un mes.

"Un equipo de cirujanos plásticos espera a Rosalía en el Boston Children's Hospital" para evaluar su situación y trazar un plan de cirugías plásticas, dijo Claudia Tolay, la empresaria boliviana que emprendió una campaña en Estados Unidos para ayudar a la menor.

Tolay llegó el jueves con su esposo, el médico estadounidense Joseph Currier, en el avión de su suegro para llevarse a la menor y al padre de la niña Agustín Apaza, quien acompañará la recuperación de Rosalía.

Currier es especialista en pacientes en condición crítica. Los costos médicos y hospitalarios serán cubiertos por la familia Currier y organizaciones estadounidenses. "El caso de Rosalía ha llegado al corazón de mucha gente. Somos un grupo grande. No sabemos el costo pero será bastante", dijo.

"Yo espero que mi hija regrese sana y curada. Rosalía no puede hablar, me mira, me agarra de la mano y llora", dijo Regina Pillco. La mujer tuvo que quedarse para atender a sus demás hijos.

Rosalía, la quinta de siete hijos, siguió a la mamá a una compra cerca de casa en un polvoriento barrio en los suburbios de La Paz. La perra de la tendera, una rottweiler, la atacó salvajemente. Poco pudo hacer su madre que cargaba en la espalda a su último vástago, un bebé de dos meses.

Llegó al Hospital del Niño de La Paz al borde de la muerte. Había perdido el 70% del cuero cabelludo. Tenía una profunda herida en malar derecho que dejaba ver el hueso. El animal le arrancó piel, músculos y tejido graso de la cabeza, la cara, la espalda y los glúteos, según los médicos que la atendieron.

"Todos los días llegan niños con mordeduras de perros al hospital pero nunca vi heridas tan severas", dijo a la AP el director del estatal Hospital del Niño, Joseft Henao. Los médicos lograron estabilizar a la niña que el jueves se encontraba estable y en condiciones de viajar.

Currier y Tolay se conmovieron hasta las lágrimas en el acto de reconocimiento que les prepararon autoridades de gobierno, personal médico y gente que agradeció la solidaridad de la pareja.

El avión despegó a las 20:00GMT y tras una breve escala en Lima, Perú y nueve horas de vuelo, se espera que aterrice en Boston a las 00:05GMT de viernes.

Currier dijo que siguió durante un mes por skype la evolución de la menor. Los médicos le enviaron fotos de las heridas. "Mi trabajo recién comienza hoy. Claudia y yo estamos dispuestos a comenzar. La próxima vez que estemos juntos en La Paz será con Rosalía", dijo a periodistas.

Tolay comentó que se enteró del casó por la red social facebook e inmediatamente se puso en campaña en Estados Unidos. El jueves le entregaron más de un millar de cartas con dibujos de niños bolivianos con buenos deseos para Rosalía.

"No debemos olvidar de educar a los niños con sentimiento. Hay una crisis mundial de sentimientos", dijo a la concurrencia en el Hospital del Niño el jueves poco antes del viaje.

Antes de llegar hasta la sala de terapia intensiva donde ha estado internada la menor, la pareja y dos paramédicos visitaron a los padres y hermanos de Rosalía en una humilde casa de dos habitaciones y una pileta de agua en el patio de tierra en las afueras de La Paz.