México
Inicia operaciones el CEFERESO No. 13 "CPS-OAXACA"
Organización Editorial Mexicana
14 de mayo de 2013




La Prensa

Ciudad de México.- En representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Manuel Mondragón y Kalb, puso en marcha el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 13 "CPS-OAXACA", ubicado en el poblado de Miahuatlán de Porfirio Díaz.

En un acto realizado en las nuevas instalaciones carcelarias, el Comisionado Nacional de Seguridad, acompañado del gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo, y del General Eduardo Gómez García, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, aseguró que en cumplimiento a la instrucción del Presidente, este centro penitenciario impulsará la reinserción social en estricto apego a los derechos humanos de los internos.

De la misma forma afirmó que la política de los CEFERESOS se orientará en cumplir con los tres grandes ejes del Gobierno de la República: la reinserción social, la profesionalización del personal penitenciario, así como la legalidad y seguridad jurídica de los internos, familiares y visitantes.

Dicho CEFERESO cuenta con capacidad para más de dos mil 500 internos sentenciados y ejecutoriados; está equipado con tecnología de vanguardia para la clasificación, control y vigilancia de los internos, así como personal capacitado para la operación y custodia.

"Con la puesta en marcha del Centro Federal de Readaptación Social número 13, en Miahuatlán de Porfirio Díaz, en Oaxaca, estamos apoyando a 26 entidades federativas con la extracción, en conjunto, de mil 500 internos del fuero federal, lo que significará la despresurización de los penales locales", agregó Mondragón y Kalb.

Estas nuevas instalaciones carcelarias, que tuvieron un costo aproximado de cinco mil millones de pesos, están edificadas sobre una superficie de 117 hectáreas, con base en un contrato de prestaciones con la iniciativa privada que estuvo encargada de su construcción y será la responsable del mantenimiento de la infraestructura durante los próximos 20 años.

Este Centro Federal de Readaptación Social cuenta con círculos de seguridad convergentes, barreras físicas, celdas, pabellones y mallas perimetrales, así como cerraduras electromecánicas, sensores perimetrales, circuito cerrado, inhibidores de señal celular y controles de acceso biométrico con equipos detectores de drogas, explosivos y metales.

En su participación, el titular del ejecutivo estatal mencionó que el Centro Federal de Readaptación Social No 13, no será un riesgo para los municipios vecinos, sino que, por el contrario, generará beneficios económicos y sociales a la población a través de la generación empleos que activarán la economía regional.