México
Marchan policías comunitarios con armas en mano
Policías comunitarios se solidarizaron con el movimiento magisterial. Foto: El Sol de Acapulco
Organización Editorial Mexicana
9 de abril de 2013


Abel Miranda

CHILPANCINGO, Gro. (OEM-Informex).- En lo que fue considerado un hecho histórico y en franco reto a la autoridad, al pasar por alto la advertencia del Ejército y del Gobierno del estado, policías comunitarios de cuatro localidades del municipio de Tixtla, salieron de su territorio y entraron armados a Chilpancingo, para exigir la libertad de su segundo comandante Nahúm Santos Bartolo, quien fue detenido por el militares, así como para solidarizarse con el movimiento magisterial y demandar también la libertad del profesor Mario Durán Torres, aprehendido tras el desalojo del pasado viernes.

Los policías comunitarios llegaron de las comunidades de El Troncón, Zacazonapa, Tecocintla y Acatempa a la ciudad de Tixtla e iniciaron una marcha empuñando sus armas, al tiempo de considerar arbitraria la detención del segundo comandante por parte del Ejército y la Policía estatal, luego de que se le encontró una pistola que utiliza en el desempeño de sus funciones como policía comunitario, y por ello fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República.

Previo a la marcha, cerca de 50 efectivos del 41 Batallón de Infantería del Ejército mexicano instalaron un retén sobre la carretera Tixtla-Chilpancingo, unos dos kilómetros afuera de la capital, donde durante la mañana estuvieron revisando vehículos y se esperaba que detuvieran la marcha de los policías comunitarios, ya que en reiteradas ocasiones se les ha hecho la advertencia de que su función se debe realizar sólo dentro de su sus comunidades, ya que al salir de ahí violan la ley de Armas de Fuego y Explosivos, y por ende tendrían que ser detenidos.

Cerca de las tres de la tarde los comunitarios fueron recibidos en un punto de la carretera Chilpancingo-Tixtla por unos mil integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación, quienes formaron una valla humana para proteger a los comunitarios y así impedir que el Ejército los detuviera y con ello pudieran entrar a la ciudad portando sus armas de fuego.

En ese mismo punto les fue entregado el segundo comandante de la comunidad de El Troncón, Nahúm Santos Bartolo, quien fue liberado tras pagar una fianza de 15 mil pesos en la Procuraduría General de la República y para tratar de evitar que los comunitarios ingresaran a la ciudad, se trasladó a bordo de una patrulla de la policía estatal, hasta el sitio donde los cetegistas esperaban a los armados, sin embargo, la liberación de su compañero no fue suficiente para detener la marcha.

Los comunitarios decidieron avanzar en su movimiento e ingresar a la capital, porque dijeron estar sumados a la lucha del magisterio de Guerrero y en ese tenor los acompañarían a demandar la libertad del profesor Mario Durán Torres, detenido tras el desalojo del pasado viernes en la Autopista del Sol.

Cubiertos por los cetegistas, los comunitarios ingresaron a Chilpancingo y acudieron hasta el juzgado primero de distrito donde rendía declaraciones el profesor encarcelado, ahí el abogado del centro de derechos Humanos Tlachinollán explicó que la situación jurídica del profesor Durán Torres, es favorable y que pidieron la ampliación del término constitucional para que puedan ofrecer pruebas en su favor antes de que se defina su situación legal.

El contingente borró la palaba estatal de dos patrullas de la Policía de Guerrero y en su lugar colocó la palabra "comunitario" y bajaron el aire de los neumáticos, además de que escribieron con pintura roja la palabra "asesino".

Los cetegistas rodearon a una decena de policías estatales preventivos y amagaron con quitarles sus armas durante casi una hora, y en este lapso insultaron a los uniformados, sin que el hecho pasara a mayores.

Luego se pronunciaron un par de discursos en los que se reiteró que lucharán por la defensa de su compañero además de que no cesarán en su demanda de cancelar la reforma educativa y después caminaron al zócalo de la capital, donde se realizó otro mitin político con el que se exigió la libertad del detenido, y que se retome la iniciativa de decreto para que se garanticen los derechos laborales del magisterio de Guerrero.

El comandante de la comunitaria Pedro Santos Bartolo, dio su respaldo a los maestros movilizados y les dijo que ahora ya no están solos y que sus armas las van a utilizar en caso de ser necesario.

Los cetegistas y comunitarios se trasladaron al plantón que mantiene en la avenida Circunvalación de la colonia Burócratas, afuera de las instalaciones de la CETEG, donde comerían y esperarían la determinación delos mandos para regresar a sus comunidades o quedarse a pernoctar en esta ciudad.

El segundo comandante de la comunidad de El Troncón por el que se realizó la marcha de los comunitarios armados a esta capital, Nahúm Santos Bartolo, fue detenido a las 7 de la noche del domingo en el paraje conocido como San Miguelito, por efectivos del Ejército Mexicano y policías estatales, quienes lo entregaron a la Procuraduría General de la República acusado de violación a la ley de Armas de Fuego en su modalidad de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea.