Opinión / Columna
 
Pedro Peñaloza 
¿ Prevención o simulación?
Organización Editorial Mexicana
14 de febrero de 2013

  De cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa.

Antonio Machado.



1. Arena en los ojos como mecanismo para marear incautos. ¡Caramba! la demagogia no tiene fronteras, juega su papel mediatizador y enajenador. Los gacetilleros de oficio y los albaceas de la superficialidad son los juglares de las ocurrencias de un equipo gubernamental que llegó sin rumbo y sí con intereses específicos. Antes, el libreto señaló el Pacto por México, la siguiente página, describió la Cruzada contra el Hambre; ahora, es la creación de la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia. Los bobalicones y oportunistas aplauden a rabiar el nuevo "invento" del joven imberbe Peña Nieto.

2. Las prioridades engañosas se procesan en Bucareli. Algún escribano de consigna, redacto, en el acuerdo publicado en el Diario Oficial del 11/febrero/2013 que da origen a la mencionada Comisión Intersecretarial, una frase que no corresponde con la práctica concreta del gobierno priista. Veamos: "que la prevención es la ruta más eficiente y eficaz para mejorar nuestro entorno social y disminuir la violencia y la delincuencia del país...". Sí, ver para creer. El cinismo plasmado en esta nueva engañifa. ¿Quién puede sostener con seriedad lo anterior? Si comparamos la distribución presupuestal dura y concreta se develan los fuegos de artificio que hace un par de días anunció en Aguascalientes el inquilino de Los Pinos.

3. Toda prioridad sin recursos, es demagogia. Para quienes muestran entusiasmo por el discurso "preventivo" del licenciado Peña, es preciso recordar que en el presupuesto asignado a la desaparecida SSPF, y absorbida por Gobernación con todos sus recursos, se cuenta con un rubro denominado "Implementación de operativos para la prevención y disuasión del delito", mismo que contará con más presupuesto que el total del asignado a la PGR (15 mil millones 760 mil pesos), con un monto de 18 mil millones, 758 mil, 784.168 pesos. Solo 11 mil millones menos que la UNAM; y abismalmente alejado de los apenas ¡2 mil quinientos millones! que va usar la subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación.

4. Coordinación para el control y no para la eficacia. El acuerdo del Diario Oficial, define que la Secretaría de Gobernación presidirá la Comisión Intersecretarial. El diseño es Kafkiano. Desde la oficina del secretario Chong se va a coordinar la represión y la prevención. Ahí mismo se podrán planear acciones para detener a bandas juveniles vinculadas a la criminalidad, y en otro escritorio, se les tratará de dotar de factores protectores. Quién se sienta violentado en sus derechos humanos concurrirá al mismo edificio en donde se monitorean tareas de carácter social. ¡La locura!

5. Entre el hambre y la criminalidad. Para constatar la ausencia de conexión de las políticas públicas comparemos dos estrategias: en la Cruzada contra el Hambre se priorizaran los 400 municipios más pobres y en el Programa Nacional de Prevención del Delito, serán 110 municipios, que según el subsecretario Roberto Campa, "viven muy por debajo de los niveles de pobreza, con gran cantidad de familias rotas, con índices altos de violencia intrafamiliar, con falta de oportunidades de empleo para los jóvenes..." (El Universal. 01 Febrero 2013). La pregunta es obvia: ¿por qué razón no se hizo un solo programa nacional que atacará el conjunto de factores de riesgo que son detonantes de violencia y delito?

Epilogo. El mensaje está claro: no hay en el gobierno federal la menor idea de cómo abordar integralmente criminalidad, violencia y desigualdad. Están perdidos.

pedropenaloza@yahoo.com


 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas