México
SNTE reitera que está a favor de una educación pública de calidad
Organización Editorial Mexicana
9 de febrero de 2013


La Prensa

Cd. de México.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) está a favor de una educación pública, integral y de calidad, la cual debe ir de la mano con el respeto a los derechos de los profesores y personal administrativo y de apoyo.

Así lo expresó el profesor Juan Gabriel Corchado Acevedo, secretario general de la Sección 11 del SNTE, al dar la salida a la Carrera Atlética por la Defensa de la Educación Pública, que se llevó a cabo en el estadio Wilfrido Masseiu, perteneciente al Instituto Politécnico Nacional.

Apuntó que el magisterio solicitará al Congreso de la Unión que las reformas educativas y laboral sean revisadas toda vez que son perfectibles, y para lo cual entregarán cientos de miles de firmas de maestros y padres de familia. Resaltó que es un proceso viable, dado que toda ley es perfectible.

Sostuvo que el sindicato magisterial está por el respeto a la dignidad y derechos de los maestros, también por la evaluación para mejorar la enseñanza, a favor de una escuela de tiempo completo, a la eliminación de la comida chatarra, a los programas de superación profesional, por un sistema profesional docente justo.

Incluso resaltó que muchas de éstas fueron propuestas del propio SNTE, así como la incorporación de la enseñanza de cómputo e inglés en todas las escuelas públicas.

Con esta actividad deportiva, el sindicato magisterial continuó con las actividades de información sobre su postura en torno a la reforma educativa y laboral. Fueron miles de participantes en las carreras de 3 y 5 kilómetros rama femenil y varonil, así como caminata de 3 kilómetros para veteranos.

Corchado Acevedo, quien coordina las actividades del SNTE de información a la ciudadanía en el Distrito Federal, sostuvo que la educación es tarea de todos, por lo que el sindicato magisterial está a favor de una reforma educativa que permita elevar la calidad de la enseñanza, pero ésta debe ser siempre gratuita y laica.

A lo que no podemos renunciar, dijo, es a nuestros derechos como trabajadores, así como a la defensa de la gratuidad de la educación, que es el gran patrimonio que los padres dejan a los hijos en México.