México
Aprueban la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
Organización Editorial Mexicana
11 de diciembre de 2012


Bertha Becerra/ El Sol de México

Ciudad de México.-El pleno del Senado de la República finalmente aprobó en lo general y en lo particular la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que permitirá al presidente Enrique Peña Nieto modificar la estructura del gobierno, desaparecer dos dependencias y concentrar las tareas de seguridad pública en la Secretaría de Gobernación.

La minuta se regresa a la Cámara de Diputados, toda vez que el Senado le hizo varios cambios.

Primero se votó en lo económico pero el coordinador del PRD, Luis Miguel Barbosa y el senador panista José María Martínez, demandaron al presidente de la mesa directiva Ernesto Cordero que corrigiera el error. "Hay que concluir esto de manera legal. Se cometió un error que debe corregirse. Las leyes se votan de manera nominal no económica", dijo.

En la segunda votación los votos fueron 58 a favor de ese artículo, dos en contra, uno del senador perredista por Oaxaca, Adolfo Romero Lainas y Manuel Cavazos Lerma, exgobernador de Tamaulipas y 57 abstenciones del PRI y del Verde. Con esto, se abre la posibilidad de interponer una controversia constitucional.

Más tarde, el legislador jalisciense Arturo Zamora Jiménez precisó que el voto en abstención tuvo un doble mensaje para demostrar que los priístas son capaces de construir en la adversidad y para que salga adelante esta reforma.

Negó que esto se judicialice. "Nosotros de ninguna manera intencional pensamos que los asuntos que se dictaminen en el Senado tengan como objetivo judicializarlos. Le haríamos un gran daño al país".

E insistió en que los priístas "jugamos cartas limpias, jugamos las cartas abiertas. No votamos en el sentido de abstención con la finalidad de dejar una mesa con 3 patas y una de ellas quede flotando. Definitivamente eso no le podemos ofrecer al presidente Enrique Peña Nieto. Estamos actuando con gran madurez".

Y por separado, el senador panista Javier Corral Jurado consideró que este asunto se resolvió de manera positiva y se destensó el ambiente en el Senado. "Me parece que es una buena decisión dejar avanzar la minuta en los términos en los que se aprobó. Sinceramente, no creo que la ratificación de dos funcionarios de policía debía convertirse en una tensión entre nosotros".

Manifestó su interés de que la Cámara de Diputados ratifique la voluntad del Senado, pero no dejó de observar que la fusión de Gobernación y Seguridad Pública es una concentración de facultades y funciones que estos controles. "Estamos absolutamente convencidos.

El legislador chihuahuense celebró que se haya resuelto así y se pronunció porque el Senado debe hacer un uso adecuado de estas figuras y no anteponer intereses partidistas en los controles democráticos sino una afirmación de equilibrios.

"Me parece que es buena la decisión del Grupo Parlamentario del PRI de reconsiderar y de retirar su reserva. Ese era el acuerdo original. En realidad lo que regresamos fue al nivel donde habíamos empezado hace dos semanas. Qué lástima que pasamos por ese episodio, pero también son gajes del oficio, parte de la vida parlamentaria de un Congreso que está activo, actuante, que delibera y trabaja intensamente. Es un signo de la vitalidad del Congreso", precisó.

A su vez, el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD, Luis Miguel Barbosa Huerta reiteró que los controles democráticos en el ejercicio del poder son necesarios y hoy el PRI transitó de manera correcta.

Dijo esperar que en la Cámara de Diputados no revoquen esta decisión. Es una forma de medir la voluntad efectivamente. Un comportamiento coherente entre lo que es un acuerdo nacional que se tendrá que construir a través de muchos hechos y algo muy sencillo que es admitir controles democráticos mínimos.

"Lo que hicimos fue un comportamiento firme y muy digno en lo que estamos convencidos que debe ser nuestro papel como representantes populares. Aquí no es cuestión de una victoria pírrica o gran victoria, sino fijamos nuestra posición e hicimos lo correcto".

La reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública otorga a la Secretaría de Gobernación las nuevas funciones de Seguridad Pública que incluyen el mando de la Policía Federal, del sistema penitenciario y la prevención del delito.

Así, las facultades que tenía a su cargo la Secretaría de Seguridad Pública las asume Gobernación.

Se establece en la minuta, la obligación del titular de Gobernación de comparecer cada 6 meses ante la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional y ante comisiones del Senado, como parte de los candados que el PAN, PRD y PT propusieron con el fin de impedir el uso autoritario del poder por la concentración de las facultades de esta dependencia.

También se establece que la Secretaría de la Función Pública no desaparecerá y operará hasta que se apruebe la creación de la Comisión Anticorrupción que la sustituiría.

Además, se modifica la denominación y funciones de la Secretaría de la Reforma Agraria que pasa a ser secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, ya que absorberá las atribuciones que ahora tiene la Secretaría de Desarrollo Social en materia de desarrollo y vivienda.