México
Pobreza de indígenas, testamento del más abyecto olvido gubernamental: Robles Montoya
La población que habla y se considera indígena representa 14.9 por ciento de la población total del país.
Organización Editorial Mexicana
22 de octubre de 2012


José Luna / El Sol de México

Ciudad de México.- Las condiciones actuales de subdesarrollo y miseria que sufren las poblaciones indígenas son testamento del más abyecto olvido gubernamental, sostuvo el senador Benjamín Robles Montoya.

El legislador del PRD por el estado de Oaxaca, consideró indispensable, ante la gravedad y urgencia del problema, establecer un fondo compensatorio para municipios indígenas de muy alta marginalidad porque ocurre una situación que ofende e indigna: "los pobres de los pobres, es decir, los que están en condiciones miserables pese a vivir en entidades con riquezas naturales.

Puntualizó que sólo mediante un acto de justicia redistributiva, donde las apremiantes necesidades de estos municipios motiven el más decidido apoyo del Gobierno federal, se podrá contribuir a terminar con esta injusticia social.

En el fondo del problema, unas de las causas que explican los altos índices de pobreza y marginación de esta población, son la errada estrategia de desarrollo nacional y un equivocado esquema de redistribución de la riqueza.

A juicio del perredista, la causa de lo anterior es debido a un proyecto que ha sido particularmente injusto con nuestras culturas originarias; con el México profundo, y que actualmente sitúa a millones de nuestros connacionales, en un claro estado de postración económica. En este sentido recordó que la población que habla y se considera indígena representa 14.9 por ciento de la población total del país y que injustamente muestra serios rezagos en materia de educación.

La proporción de analfabetas de la población indígena, es mayor a la población no indígena en todos los rangos de edad, es decir, el promedio de escolaridad de los indígenas hablantes de lengua indígena, es de 5 años, mucho menor que el promedio de los no indígenas, que es de 9 años, apuntó.

Es claro que la situación que priva entre las poblaciones indígenas marginadas, es insostenible y requiere de apoyos urgentes pero permanentes, no incurrir en los paliativos paternalistas, puntualizó el senador Robles Montoya.

El legislador recordó que junto con el senador Zoé Robledo propuso ante el Pleno senatorial instaurar dicho fondo que se constituya con el 0.28 por ciento de la recaudación federal participable del Ejercicio Presupuestal para el año 2013, lo que dijo significa un monto ponderado en 6 mil millones de pesos.

Para el efecto, planteó que el criterio de distribución nacional responda al número de población indígena por entidad, y de acuerdo con tres parámetros:

"El primero, por el número de población indígena en el municipio; el segundo, por los municipios de más alta marginalidad del estado; y, tercero, por municipios con más de mil habitantes de lengua indígena."