Internacional
Hallan submarino alemán de la II guerra mundial
Organización Editorial Mexicana
28 de julio de 2012


AP

Boston.- Un submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial fue localizado casi 70 años después de que lo hundieran navíos estadounidenses en aguas de la isla de Nantucket, en el Océano Atlántico.

El U-550 fue hallado el lunes por un grupo organizado por el abogado estadounidense Joe Mazraani y financiado por fuentes privadas, en el que algunos llevaban dos décadas buscando la nave. Fue el segundo viaje de los integrantes a ese lugar en dos años.

Con ayuda de un sonar de barrido lateral, el equipo de siete hombres localizó los restos inclinados hacia un costado en aguas profundas a unos 112 kilómetros (70 millas) al sur de Nantucket.

Garry Kozak, el operador del sonar, dijo que divisó el submarino de 72 metros (252 pies) de eslora durante el segundo de dos agotadores días de búsqueda. Kozak indicó que sus compañeros le preguntaron si lo habían localizado, y luego saltaron de alegría sin que tuviera que responderles.

"Pudieron verlo en la sonrisa (en su rostro) y la expresión de mis ojos", dijo Kozak.

El 16 de abril de 1944, el U-550 torpedeó el buque cisterna SS Pan Pennsylvania, que se había retrasado con respecto a su convoy de protección mientras llevaba 140.000 barriles de gasolina con destino a Gran Bretaña, según la página de internet de la Guardia Costera estadounidense y la investigación de Mazraani.

El U-550 se colocó bajo el cisterna para esconderse. Pero uno de los tres buques escolta, el USS Joyce, lo vio en el sonar y lo averió extensamente con cargas de profundidad.

Los alemanes, obligados a salir a la superficie, hicieron uso de sus armas en el puente mientras otro navío escolta, el USS Gandy, les devolvió el fuego. Entonces la tercera nave escolta, el USS Peterson, alcanzó al submarino con otras dos cargas de profundidad.

El U-550 es uno de varios submarinos de la Segunda Guerra Mundial descubiertos frente a la costa oriental estadounidense, pero es el único que se hundió en la zona, dijo Mazraani. Agregó que fue difícil localizarlo por la imprecisión militar de su posición, y porque los investigadores sólo tenían una idea general del lugar preciso donde estaba el submarino cuando se hundió.