Espectáculos
Fernando Allende
Toda una figura.

Organización Editorial Mexicana
17 de abril de 2012


Claudia Arellano / El Sol de México

Ciudad de México.- Actor, cantante, productor, esposo, padre de familia, amigo, orgullo mexicano y más es Fernando Allende, quien con una sólida carrera artística está de nueva cuenta en su país, México, del cual, dijo, entre más lejos está de él, más siente el amor a esta tierra.

Actualmente, entre muchas otras cosas, Allende participó en la telenovela Esperanza del Corazón, donde dio vida a Orlando Duarte, quien se convirtió en eje central de la historia en la que también participaron artistas de la talla de Lucía Méndez, Bianca Marroquín, Alejandra Ávalos y muchos otros. Ahora mismo Fernando se embarca en un nuevo proyecto del cual nos habla en entrevista exclusiva.

"Desde que era pequeño tenía un gran gusto por la música mexicana, siempre me llamó la atención todo lo relacionado con el folclore y la primera pieza que interpreté a los siete años de edad fue Cielito Lindo; la sigo cantando, siempre que voy a algún lado me causa una sensación que no sé explicar, la verdad es que yo estoy muy orgulloso de todo lo que es esta tierra.

"Cuando me casé fue muy a la mexicana, aunque mi esposa es puertorriqueña, yo fui vestido de charro, ella en una carreta muy bonita y todo fue muy mexicano. Me parece que es una buena forma de rescatar lo que somos como cultura, rescatarlo a través de la música", afirmó de manera entusiasta.

Cabe destacar que Luis Fernando Allende Arenas nació el 10 de noviembre de 1952 en el Distrito Federal, es hijo de padre español y madre cubana. Su abuelo paterno era puertorriqueño. Se inició interpretando canciones folclóricas a los siete años de edad llegando a cantar en un mariachi.

En su faceta de actor debutó en el cine a los 20 años de edad en la película María (1972), con Taryn Power, pero no era un actor improvisado, ya que sus múltiples estudios le dieron un especial talento para desarrollar la carrera que lleva ejerciendo durante ya varias décadas, y aunque inició estudios en leyes en la Universidad La Salle, Campus Ciudad de México, continuó trabajando en cine y luego en televisión.

* Primero, la escuela

"Desde muy niño sabía que mi carrera era cantar, siempre lo disfruté, tuve unos padres muy estrictos, pero a la vez muy consentidores; a ellos como a mí nos encantaba ir a Xochimilco, cantar con el mariachi y pasar una tarde muy linda, pero no me llevaban si salía mal en mis calificaciones.

"Ir a Xoxhimilco para mí era un premio, el cual obtenía sólo si sacaba 10 en todas las materias; pero una vez instalado en el embarcadero ni quién me parara, estaba cante y cante, me llegaban mucho los temas de José Alfredo Jiménez y de tantos autores que han plasmado un gran sentimiento en ellos.

"A mí, por ejemplo, me sirvió el hecho de actuar para no sólo cantar bien los tonos, sino para dar al público un sentimiento del tema, entenderlo y transmitir", comentó.

Respecto a su carrera como actor, Allende recordó cuando se marchó a Hollywood, California, donde trabajó en series de televisión y el cine americano. Indicó que las cosas jamás son fáciles, pero a él sus padres le enseñaron que todo se puede conseguir con trabajo y decisión, pero sobre todo manejando los valores fundamentales humanos, que ahora en compañía de su esposa María Mediavilla ha heredado a sus hijos, Elán y Adán, con quienes tiene una constante comunicación; les ha compartido el gusto por lo mexicano, pero también el respeto, aunque ellos se hayan educado mayormente en Estados Unidos y Puerto Rico, lugar donde vivieron hasta hace unos años.

"Cuando decidimos salir de Estados Unidos fue porque el papá de mi esposa estaba muy delicado de salud; ella y yo creímos prudente que mis hijos se dieran cuenta de lo bien que se sentía estar cerca de la familia. Mis hijos pasaron tiempo con mi suegro y eso me dio mucho gusto; después de esa etapa decidimos venir nuevamente a México y creo que es hora de darle a mi tierra mucho de lo que me ha dado y se lo doy con mi trabajo".



w Ah, las pirámides

"Mi familia disfruta tanto como yo de este país; cuando alguien nos visita es de rigor ir a visitar las pirámides de Teotihuacan, Xochimilco y tantos lugares que nos encantan y que queremos que todo mundo conozca", afirmó.

Asimismo, el actor de Besos Prohibidos (1999), Naked Lies (1998), María Bonita (1995), Sangre de Lobos (1992), Amor de Nadie (1990), Superboy (1989) y Un Hombre y Una Mujer con Suerte (1988) señaló que así como en su momento fue apoyado por sus padres, ahora él hace su propia tarea como padre, y por ello ya trabaja de la mano de su hijo Adán, quien actualmente estudia en el CEA de Televisa, lugar que le inspira toda la confianza del mundo al ahora primer actor, que reconoce con la humildad de los grandes el talento de las nuevas generaciones y el de su hijo, quien próximamente participará en algunos capítulos de La Rosa de Guadalupe.

* Arriba el mariachi

Además de las múltiples actividades que tiene, ahora el cantante y actor mexicano ultima los detalles de un álbum doble en el que revive clásicos de la música mexicana, los cuales hicieron famosos Armando Manzanero, Agustín Lara, Manuel Esperón, Juan Záizar y José Alfredo Jiménez, por mencionar algunos, que por cierto están perfectamente cuidados y arreglados por los músicos Chucho López y Joel Solís, este último primo hermano de "El Buki", con quien goza de una intima amistad.

"A Chucho (López) le tengo un gran aprecio y de Joel (Solís) qué decir; este trabajo no le pide nada a ningún otro, estoy muy contento, por ahora sólo estamos viendo la forma de distribución. Son temas que de verdad llegan al alma y en cuanto tengamos la forma de distribución se los haremos saber.

"Si me Comprendieras, Mía, Amorcito Corazón, Cielo Rojo, ¿Quién eres tú?, Gavilán o Paloma y Se me hizo Fácil son algunas de las canciones de esta producción, en la que me acompaña el Mariachi México 70", aseveró el galante hombre.

De esta forma Fernando Allende, quien recientemente se hizo acreedor a un reconocimiento por trayectoria en la pasada entrega de Premios TV y Novelas, celebra 40 años de recorrido artístico, el cual oficialmente inició a los 18 años, pero desde muy niño ya daba sus primeras muestras de talento, cuando sus padres le concedían esas salidas a la Venecia mexicana, cuando quizá no soñaba los grandes lugares que ocuparía a nivel mundial.

Ahora Allende celebra a manos llenas el fruto del esfuerzo que fue cosechando desde el momento en que protagonizó la película María, del escritor colombiano Jorge Isaacs, la cual por cierto será nuevamente protagonizada por un Allende, ahora Adán, hijo mayor del actor.