México
Autoridades alertan sobre fraudes cibernéticos en Guanajuato
Organización Editorial Mexicana
28 de enero de 2012


El Sol del Bajío

Guanajuato, Gto.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó sobre un nuevo tipo de fraude que se ha detectado, a través de compras por Internet, por lo que hizo un llamado a la población para evitar caer en este tipo de engaños.

Dio a conocer que, en Guanajuato, la Coordinación en Investigación de Delitos Cibernéticos, de la SIE, ha detectado que en estos sitios operan defraudadores que utilizan estrategias para convencer al cliente a realizar depósitos bancarios.

El coordinador del área, Julio César Velázquez Mendoza, indicó que es necesario tomar medidas preventivas al visitar y realizar compras cibernéticas. Desde una cámara digital hasta vehículos e inmuebles, son los objetos que se comercializan en la web, donde el interesado ubica un objeto y realiza una operación bancaria para recibir el producto vía paquetería hasta su domicilio.

Por ello, al momento de elegir una compra, el usuario debe verificar datos personales del vendedor, como número telefónico, a fin de entablar una conversación previa a la compra, donde se pidan características del producto, pero además saber su ubicación física, en qué ciudad o estado se encuentra.

Es importante que el interesado pida fotografías del producto deseado y de los documentos que acrediten la legalidad de lo ofertado. Las páginas ofrecen un rubro con insignias al vendedor donde se acredita su "reputación" y comentarios de anteriores compradores, esa es buena referencia para tomar en cuenta.

La Procuraduría General de Justicia del Estado informa que si algún usuario ha sido víctima de fraude cibernético, en el que hayan hecho depósitos bancarios y no recibieron el producto, se puede denunciar e iniciar una averiguación a fin de dar con el responsable y recuperar el dinero o la mercancía.

Para ello, el usuario deberá acudir a cualquier agencia del Ministerio Público y plantear la situación, proporcionando los datos del proveedor que aparecen en la página web, así como del producto que se adquirió, además de los comprobantes que acrediten los derechos de depósitos.