Opinión / Columna
 
Patria Nueva 
Fidel Herrera Beltrán 
El PRI, un partido con visión de futuro
Organización Editorial Mexicana
7 de septiembre de 2011

  1. Los mexicanos demandan seguridad para sus familias, libertades políticas y el disfrute pleno de los espacios públicos. Exigen también un gobierno eficaz ante los desafíos que plantean la gobernabilidad democrática, el respeto a los derechos humanos, el cuidado del medio ambiente, el acceso al empleo y una vida productiva en una economía competitiva.

2. En este contexto, el reto que tenemos por delante es construir el capital social que refuerce los lazos de cooperación y solidaridad entre la gente y el poder público. Y lo anterior es fundamental para contrarrestar el temor que impone el crimen organizado con sus acciones terroristas y la incapacidad de las instituciones de la República para garantizar la paz social. En consecuencia, la población se atrinchera en sus hogares, cambia sus rutinas y hábitos de consumo, vive con miedo.

El reto más claro que enfrenta la democracia mexicana es restablecer el orden y la paz social quebrantados por los criminales, de eso no hay duda. Pero también lo es la participación ciudadana en la construcción de una cultura de la legalidad y de un nuevo andamiaje institucional democrático que favorezca la creación de empleos formales y bien remunerados.

3. Por tanto, es claro que recuperar la credibilidad de los mexicanos en la política requiere mucho más que derrochar elocuencia y brillantez discursiva. Para recuperar su valor tenemos que actuar y dar resultados.

4. Así lo entendemos en el Partido Revolucionario Institucional y por ello hemos ajustado los esquemas de participación política con la intención de integrar todas las voces y corrientes que existen en el partido y escuchar lo que tiene que decir la sociedad civil organizada. Por ello, estamos abocados a aprobar las reformas pendientes en materia política, fiscal, laboral y de seguridad pública.

Seguimos esa ruta, porque la historia reciente ha demostrado que la fuerza del Revolucionario Institucional no radica en las posiciones de Gobierno que pudiera alcanzar, sino en la capacidad que tenemos para defender los intereses legítimos de la sociedad en su conjunto. Los que vaticinaron la extinción del priísmo tras su derrota electoral en el 2000 se equivocaron, pues nunca entendieron que la presencia nacional del PRI nace de su papel como articulador social y de la historia de las luchas sociales que le dieron origen.

5. Tan real es esta condición, que hoy el PRI encabeza las preferencias ciudadanas de cara al proceso electoral federal de 2012, y para esto, todos y cada uno de sus militantes han contribuido: los políticos de alto rendimiento, los buenos servidores públicos de todos los niveles, los gobernadores que luchan por un desarrollo regional equitativo y los legisladores que impulsan reformas y leyes para cambiar al país hacia una mejor distribución de los ingresos. No es trabajo de un solo hombre o grupo, sino de un esfuerzo incluyente en el que todos cumplan las responsabilidades asumidas.

6. Nuestra oferta política es un nuevo Modelo de Nación, por eso reafirmamos el compromiso de terminar el 2011 con un documento integrador, plural, consensuado y honesto que recoja el sentir de los ciudadanos respecto a la situación que atraviesa el país, pero también sus propuestas, acciones e ideas compartidas.

7. Sabemos muy bien que más allá de la persona que encabece nuestra oferta política en el 2012, lo más importante en estos momentos es determinar un programa de trabajo y definir estrategias y acciones, delimitados por sistemas transparentes de seguimiento y evaluación de políticas públicas. Por ello, celebro con entusiasmo el empeño que la Fundación Colosio ha impreso a la definición de nuestro programa de trabajo. Después llegará el momento de seleccionar a quien lo represente.

8. Entendamos que México hoy es diferente, y los problemas que enfrenta, por su complejidad, requieren de políticos que sepan reconocer aciertos pero también errores, y en este último caso, sean capaces de enmendarlos de inmediato y de frente a la ciudadanía. No podemos ni debemos dudar. Hay que hablarle claro a la nación. Nadie aceptará ya más demagogia de ningún partido u organización política.

9. En el PRI estamos preparados para gobernar con la ciudadanía. Unidos vamos a sacar al país de la parálisis económica en que se encuentra, y de la indefensión ante delincuentes y terroristas que amenazan el estado de derecho. Sabemos que hay luz al final del túnel y que podemos abatir la miseria que enfrenta más de la mitad de nuestra población. Otras naciones tomaron medidas correctivas con antelación y en poco tiempo lograron lo que nosotros apenas estamos analizando hacer.

10. Es tiempo de tomar decisiones firmes y con respaldo legal que den certidumbre a la ciudadanía. El PRI es el mejor partido de México y tiene la obligación histórica de obtener el triunfo en la próxima elección de 2012 para encauzar el rumbo de la nación.

herrerafidel@hotmail.com

www.fidelherrera.blogspot.com

www.nuevanacion.org
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas