Metrópoli
Feria de la Enchilada en la delegación Iztapalapa
El objetivo de la feria es conservar y exaltar la rica y muy variada cocina. Foto: El Sol de México
El Sol de México
4 de septiembre de 2011


Fernando Ríos / El Sol de México

Ciudad de México.- En el mes patrio, qué mejor que saborear platillos y bebidas tradicionales de México como son las enchiladas y el pulque, posibilidad que la delegación Iztapalapa ofrece hasta el 11 de septiembre con cerca de 300 variedades del alimento y una variada gama de "curados de neutle". Enchiladas tricolores con salsa verde, jitomate y crema, son ideales para degustar en estas fiestas patrias, las cuales pueden ir acompañadas de un delicioso "curado" de limón, "cara blanca" o betabel, siguiendo con los colores de México.

Durante la novena Feria de la Enchilada de Iztapalapa, que se lleva a cabo en la explanada de la demarcación, los visitantes podrán pedir sus enchiladas "levantamuertos", de diferentes chiles, como el de árbol con nata; rellenas de pejelagarto, de ahuautle o huevera de mosco y telaraña, una extensa gama de presentaciones hasta llegar a 300 variedades elaboradas con ingredientes 100 por ciento naturales.

El objetivo de la Feria es conservar y exaltar la rica y muy variada cocina elaborada en la zona y reivindicar el cultivo y preservación del maíz, dijo la jefa delegacional, Clara Brugada, al dar a conocer que para este evento participan 32 restauranteros.

Además, para mantener vivas las tradiciones ancestrales, el comité organizador dispuso de un establecimiento de una de las pulquerías más antiguos del Distrito Federal, "la Gloria", en donde se puede degustar el llamado elixir de los dioses: el pulque, natural o en curados de frutas del tiempo, de exquisito sabor. Además, otros locales ofrecerán nieves y helados de sabores tradicionales como chocolate, vainilla, fresa, nuez, limón, entre muchos, o exóticos como beso de ángel, de marisco, o pétalos de rosa; también se pueden refrescar con aguas de frutas naturales.

Durante esta edición, se promoverá la agricultura sustentable a pequeña escala en el cuidado del medio ambiente en nuestra ciudad y de la producción orgánica para el cuidado de la salud familiar y comunitaria de los habitantes del Distrito Federal.

Durante la Feria se espera la visita de 300 mil asistentes, quienes dejarán una derrama económica de 7 millones de pesos.

Adicionalmente, los visitantes podrán admirar una maqueta viva sobre el "Sistema chinampero", degustar la comida tradicional de Iztapalapa en una muestra gastronómica ancestral, y apreciar dos exposiciones: "La ciudad que nos alimenta" y la de fotografía "Origen y resistencia de los pueblos originarios de Iztapalapa".