Cuautla
Continúa Morelos perdiendo áreas protegidas: Profepa
El crecimiento irregular de la mancha urbana, ha provocado la pérdida del tres por ciento de áreas naturales protegidas en Morelos. Foto: El Sol de Cuautla
* Crecimiento irregular de la mancha urbana, la causa
El Sol de Cuautla
5 de agosto de 2011

Gabriela Martínez

Cuautla, Morelos.- El estado de Morelos ha perdido hasta el tres por ciento de sus áreas naturales protegidas como consecuencia del crecimiento desmedido de la mancha urbana, tiraderos de basura clandestinos, ampliación de frontera agrícola, incendios y tala clandestina, lo que significa un grave impacto para el medio ambiente ante la imposibilidad de recuperarlas, reconoció la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

José Iván Fernández Galván, titular de la dependencia en Morelos, calificó como urgente la intervención de los municipios del estado para evitar la expedición de licencias de construcción en estas áreas, sobre todo aquellas que son zonas de recarga de agua, así como vigilar que no sean ocupadas por asentamientos humanos irregulares.

Destacó que en las zonas naturales donde la mancha urbana ha crecido de manera desproporcionada y sin control, es casi imposible su regeneración y recuperación mediante campañas de reforestación, de ahí que este problema sea más grave que la tala clandestina.

"Hay que trabajar mucho en no permitir obras de infraestructura, casas-habitación en zonas forestales que son recargas de agua; la tala clandestina lo que nos genera son grandes predios sin árboles que se pueden recuperar con las campañas de reforestación, sin embargo donde está creciendo la mancha urbana, ahí no podemos regenerar", advirtió el funcionario en entrevista para El Sol de Cuautla.

Agregó que en la zona Oriente del Estado, que tiene en su mayoría selva baja caducifolia, la cual tiene una capacidad de regeneración muy rápida, mucho más que en el bosque, el problema de la tala no es tan alarmante como en otras regiones de la entidad, aunque si es un asunto que la Profepa atiende, aseguró.

En este sentido, informó que en esta región se trabaja en el combate del crecimiento de la macha urbana, centrando esfuerzos en municipios como Cuernavaca, Huitzilac, Tepoztlán, Totolapan y Tlayacapan, zonas que son inicio de cuenca.

Resaltó el delegado de la Procuraduría Ambiental que en Tetela del Volcán se han clausurado varias obras de construcción en zonas naturales, lo que también ha derivado en el inicio de una investigación a autoridades municipales, ejidales y comunales que otorgaron los permisos de manera irregular en zonas federales.

Señaló que "a veces el ciudadano actúa de buena fe, pide una autorización, él no sabe que está en un área protegida, no sabe que es una zona Federal y la autoridad le permite construir, después llega la Profepa y le quita su patrimonio, dejándolo en estado de indefensión".

Aseveró que las autoridades de cada municipio están obligadas a saber que las áreas forestales y federales están protegidas por un Decreto, y en ese sentido es imposible que otorguen licencias de construcción en ellas.

"Es responsabilidad de los ayuntamientos y de la Procuraduría (de Protección al Ambiente) aunque nosotros somos el último eslabón, nosotros intervenimos cuando el daño ambiental se está haciendo pero se puede prever, los ayuntamientos son responsables de conocer cuáles son sus áreas donde no está permitido trabajar", enfatizó.

Precisó además que las áreas naturales protegidas tienen un plan de manejo en el que se señala qué es lo que se puede o no hacer en ellas, generalmente las construcciones de viviendas están prohibidas, restricción que deben conocer los titulares de las Direcciones Municipales de Ecología y Obras Públicas.

Estimó el funcionario que el 26.7 por ciento de la superficie total del estado de Morelos, lo que representa 131 mil 924 hectáreas, son áreas naturales protegidas por Ley que se encuentran en 13 municipios, de éstas se ha perdido el tres por ciento como consecuencia del crecimiento urbano agresivo y desmedido, de ahí el llamado a los ayuntamientos para actuar en consecuencia.

Cabe señalar que Morelos cuenta actualmente con diez áreas naturales protegidas, cuatro de carácter federal y seis de carácter estatal, convirtiéndolo en uno de los estados con mayor proporción de superficie protegida (cuarto lugar a nivel nacional).

Las áreas naturales de carácter federal son el Tepozteco, las Lagunas de Cempoala, Iztaccíhuatl-Popocatépetl, el Corredor Biológico Chichinautzin y la Sierra de Huautla; las estatales son el Texcal; los Sabinos, Santa Rosa y San Cristóbal (en el río Cuautla); la Sierra Montenegro y las Estacas.