Opinión / Columna
 
Derecho Familiar 
Julián Güitrón Fuentevilla 
Suprema Corte de Justicia de la Nación, histórica resolución
Organización Editorial Mexicana
17 de julio de 2011

  * Página histórica

La Suprema Corte de Justicia de la Nación escribe una página histórica respecto a la protección de los derechos humanos fundamentales de los mexicanos. Honrando el lema que caracteriza a esa institución, que es "el poder de la transparencia", nos ha permitido a todos los mexicanos ver y escuchar trascendentes discusiones, razonamientos profundos, en ocasiones chascarrillos y en otras expresiones que bien podrían formar parte de la última versión del primer diccionario en su género y en el mundo, que se denomina "Mexicanismos".

* Poder de la transparencia

La honradez intelectual con la que cada uno de los ministros que dignifican a la H. Suprema Corte de Justicia de México se expresaron y sobre todo discutieron, para llegar a decisiones importantes, sobre todo porque una de ellas, la que estableció la acotación al fuero militar, cuando alguno de los que integran esta institución, participe en la violación de los derechos humanos, que hoy en día, de acuerdo a la reforma de la Carta Magna reciente, colocan a México a la vanguardia de los países iberoamericanos, como usted distinguido lector lo podrá constatar a continuación.

* Esencia de la discusión

México, como país miembro de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la cual creó dos órganos competentes para conocer las violaciones de los derechos humanos: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, emitió una sentencia condenatoria contra los Estados Unidos Mexicanos por el caso Rosendo Radilla Pacheco, consignado en el expediente varios 912/2010. De esa sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se plantearon entre otras interrogantes si el fuero militar debía acotarse o no.

* Código de justicia militar

El artículo 57 del Código de Justicia Militar de México señala: Son delitos contra la disciplina militar:

I -...

II. Los del orden común o federal cuando en su comisión haya concurrido cualquiera de las circunstancias que en seguida se expresan...

Cuando en estos supuestos concurran militares o civiles, los primeros serán juzgados por la justicia militar.

Los delitos del orden común que exijan querella (demanda) necesaria para su averiguación y castigo, no serán de la competencia de los militares, sino en otras hipótesis.

* Fuero militar y fuero civil. diferencias

Para usted distinguido lector, debe quedar claro que la resolución trascendente de la Corte ha consistido en que, si concurren militares y civiles en una acción determinada que origine violación a los derechos humanos fundamentales, los primeros tendrán que ser juzgados, no por instancias militares, sino por

civiles.

* Control de convencionalidad

Igualmente el Tribunal Pleno resolvió realizar el control de convencionalidad ex officio, entre las leyes nacionales y la Convención Americana de Derechos Humanos. En este sentido, debe entenderse que ese control de convencionalidad es el que ha llevado a la realidad nuestra Suprema Corte de Justicia, al hacer una comparación entre el derecho nacional mexicano y el supranacional, para que haya una vigilancia y aplicación adecuada de los instrumentos internacionales, que proviene fundamentalmente de los tratados que México ha suscrito y que han sido ratificados por el Senado y para que la Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se cumpla, y así como ha ocurrido con el caso citado, el máximo órgano constitucional mexicano se ha pronunciado al respecto, la restricción al fuero militar, según lo decidió el Tribunal en Pleno por unanimidad de diez votos, con las salvedades de los ministros Aguirre, Pardo, Aguilar y Ortiz respecto a que del contenido de los párrafos 337 a 432 de la sentencia interamericana, también resultan obligaciones para los jueces del Estado mexicano, particularmente al ejercer el control de convencionalidad al que nos referimos anteriormente y que el máximo órgano jurisdiccional mexicano ha considerado obligatorio.

* Obligación para todos los jueces mexicanos

También se determinó la obligatoriedad para todos los jueces del Estado mexicano de hacer efectivo en casos futuros, el criterio de restricción del fuero militar, para complementar la multicitada sentencia del caso Radilla y aplicar íntegramente el artículo primero constitucional con la reforma del mes pasado.

* Reasumir competencia originaria

Por otro lado, también por unanimidad de diez votos se resolvió que la Suprema Corte reasuma su competencia originaria en los casos que ya existen y los que se presenten a futuro en materia de desaparición forzada de personas; con esto se marca un límite al Estado mexicano para cumplir la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y establecer criterios unificadores en la materia.

* Palabras del presidente de la Suprema Corte

"La reforma constitucional en materia de derechos humanos ha estado presente en la discusión de este asunto, no ha cumplido mucho tiempo de haber entrado en vigor y ha estado presente, inmersa en esta decisión.

La decisión que hemos estado construyendo en las últimas sesiones de este Tribunal Pleno ha recibido la presencia de estas modificaciones constitucionales que determinan un nuevo paradigma en la interpretación constitucional que, junto con la reforma constitucional en materia de amparo, se ha dicho y lo hemos dicho nosotros en corto, en público y en privado, ha variado el rostro de la justicia constitucional de aquí en adelante.

Esta resolución es expresión precisamente de ello, se ha determinado la apertura en el conocimiento para muchos jueces, para todos los jueces del Estado mexicano y para muchas autoridades en la protección de los derechos humanos.

Éste debe entenderse como parte de un proceso de cambio cultural y estructural de nuestro régimen constitucional, que incluye: no sólo la ratificación de la Convención Americana de Derechos Humanos en 1980 y la aceptación expresa del Estado mexicano al someterse a la jurisdicción contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 1999, sino constituye un eslabón más en una cadena de actos que ponen a la vanguardia a nuestro régimen constitucional respetuoso de los derechos humanos.

Así debe entenderse la actividad desplegada a lo largo de este tiempo por los poderes del Estado, el Ejecutivo negoció y firmó los tratados que nos obligan como integrantes -aquí se ha dicho- "de buena fe", de la comunidad internacional en general y de la interamericana en particular. El Legislativo contribuyó a que este caso se resolviera hoy, como se ha resuelto, ratificó esos instrumentos internacionales y realizando su labor más cotidiana, cambió recientemente, lo decíamos, el rostro de la Constitución, para aclarar que el texto que nos contiene a todos existe, fundamentalmente para garantizar la máxima protección de los derechos humanos de las personas, labor de poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo.

Y a nosotros, los jueces mexicanos, en particular nosotros, miembros del Poder Judicial de la Federación, hemos podido continuar con esta cadena que no se detiene aquí, pues debe seguir creciendo para afianzar la cercanía de los poderes constituidos con la sociedad a la que sirven. Insisto, han sido muy valiosas las discusiones de este Tribunal Pleno -así lo considero-, han sido muy valiosas sus aportaciones en la discusión. El diferendo nos legitima, la unanimidad nos fortalece".
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas