Metrópoli
Masacre en Chalco por guerra entre narcos
La presencia del Ejército es requerida por los vecinos de Valle de Chalco. Foto: Julio Vargas / El Sol de México
El Sol de México
10 de julio de 2011


Gerardo Campos y Sergio Pereztrejo / El Sol de México

Ciudad de México.- La Procuraduría de Justicia mexiquense mantiene como línea de investigación en el caso de las 11 personas ejecutadas y abandonadas en la colonia Américas II, en las inmediaciones de la Laguna de Xico, en Valle de Chalco, la guerra entre los grupos de narcotraficantes "La Familia Michoacana" y "La Mano con Ojos", esperándose la declaración de un joven de 17 años de edad, quien es el único sobreviviente y permanece internado en un hospital particular de la colonia Bosques de Aragón, en el perímetro de Nezahualcóyotl, custodiado por agentes de la Policía Ministerial del Estado de México.

Por otro lado, luego de dicha masacre a plena luz del día, en la parte posterior de una bomba de agua en Valle de Chalco, los habitantes manifestaron sentirse inseguros tras quedar demostrado que las policías local y estatal no son capaces de brindar seguridad, por lo que urgieron que sea el Ejército el que entre a patrullar esta localidad.

Los primeros informes que han trascendido indican que los ultimados eran narcomenudistas que operaban en los municipios de la zona oriente del Estado de México, quienes, al parecer, fueron asesinados por tener relación con otras ejecuciones entre estos grupos antagónicos de distribuidores de drogas.

Algunos vecinos de las calles de Tezozómoc y Acapol que alcanzaron a presenciar la múltiple ejecución, fueron llevados en calidad de testigos a las instalaciones de la Subprocuraduría del Valle de Texcoco, donde rindieron declaración en torno a lo presenciado, realizándose el retrato hablado de algunos de los sicarios que fueron vistos claramente por haber realizado esta ejecución entre las 15:00 y las 16:00 horas del pasado viernes.

Están en espera de ser identificados los occisos que al momento de ser rafagueados llevaban las manos amarradas hacia atrás de la espalda con cinta canela, la cual también les cubría el rostro. Cinco de los finados tenían esposas y los pies les fueron amarrados. Se estima que durante la madrugada del viernes estos desafortunados fueron privados de su libertad en diferentes colonias y luego reunidos en el sitio donde les quitaron la vida, con un balazo en la nuca a manera de tiro de gracia. Se sospecha que estas muertes tienen relación con un ajuste de cuentas relacionado con ocho ejecutados en la misma zona hace dos semanas.

En lo que se refiere a los vecinos de la colonia Américas II, ellos opinaron que quedó en evidencia que los grupos de seguridad no sirven para este fin por lo que es urgente que sea el Ejército o la Policía Federal, la que se hagan cargo de restablecer la paz social en este municipio.

Lamentaron los habitantes cercanos al lugar, que se dio aviso a las autoridades de que dos camionetas habían dejado el sitio con rumbo al Distrito Federal, pero nada se hizo para detener a los responsables, con lo que queda también en evidencia que los operativos policíacos realmente no da resultados para el fin que supuestamente se creo, no pudieron detectar a dos camionetas con 12 personas amordazadas y maniatadas, pero un vehículo que no circule o con falta de verificación, lo ven desde kilómetros y no se les va vivo por nada señaló uno de los quejosos quien dijo ser victima constante de los efectivos de la Agencia de Seguridad Estatal en la carretera México Texcoco "parece que lo huelen a uno" y a los que matan y secuestran ni los ven ni los oyen.