Metrópoli
Capturan a "Los Espárragos" presuntos asaltantes de casas habitación
Cuatro integrantes de "Los Espárragos" fingían ser empleados de una empresa gasera y vaciaban las viviendas. Foto: Archivo / El Sol de México

El Sol de México
31 de marzo de 2011


Filiberto Cruz

Ciudad de México.- A partir de las investigaciones desarrolladas por una denuncia, personal de la Policía de Investigación ubicó y detuvo a Carlos Alberto Sánchez Esparragoza, alias "El Beto"; Víctor Eduardo Colín López, "El Tulúm"; Juan Antonio Esparragoza Alvarado, "El Chucky", y Francisco Martínez Cahué, "El Tío", integrantes de la banda de "Los Espárragos", quienes presuntamente se hacían pasar como empleados de una empresa gasera para ingresar a domicilios y comercios con la finalidad de asaltar y lesionar a los ocupantes, especializándose en el robo a casas habitación.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, titular de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), explicó en conferencia de prensa que los tres primeros sujetos supuestamente se dedicaban al robo a casa habitación con violencia, y su modo de operar consistía en seleccionar la vivienda, principalmente de las delegaciones Azcapotzalco, Benito Juárez y Miguel Hidalgo.

Asimismo, en el accionar los susodichos colocaban vigilancia previa y cuando estudiaban los movimientos y actividades de sus moradores, se presentaban como trabajadores de una empresa repartidora de gas.

Una vez que ganaban la confianza de sus víctimas, al parecer las amagaban con armas de fuego para luego amarrarlos de pies y manos, amordazarlos y evitar que alertaran a sus vecinos o a la autoridad, además de lesionar a los afectados para luego llevarse dinero en efectivo, alhajas y aparatos electrónicos.

Sin embargo, en el último de sus atracos, los integrantes de este grupo delictivo se apostaron frente al domicilio de su víctima, en la calle Privada de Álamo, colonia Arenal, en Azcapotzalco, a quien sorprendieron cuando sacaba su vehículo de la cochera.

Con armas de fuego lo amenazaron y obligaron a entrar a su vivienda, lesionándolo con la cacha de una pistola en la cabeza e intentaron privarlo de la vida colocándole en la boca un trapo impregnado con alcohol.

Para evitar que lo siguieran lastimando, el afectado fingió perder el conocimiento y después que los asaltantes se retiraron con sus pertenencias y 2 millones 800 mil pesos en efectivo que resguardaba en una caja de seguridad, acudió a denunciar los hechos ante el Ministerio Público.

A través de retratos hablados efectivos de la Policía de Investigación, obtuvieron resultados positivos en los archivos fotográficos institucionales en los que se estableció que tres de los integrantes de la banda cuentan con antecedentes penales.

Con esta información, los agentes detuvieron a Carlos Alberto Sánchez, líder del grupo delictivo, junto con su cómplice Víctor Eduardo Colín, en el domicilio localizado en la calle Hurón, número 24, colonia Tacuba.

Estos sujetos proporcionaron datos fidedignos que permitieron asegurar a Juan Antonio Esparragoza Alvarado en la calle Lago Erie, número 64, en la citada colonia, cuando ingería bebidas embriagantes en la vía pública.

Posteriormente cayó en manos de los investigadores Francisco Martínez Cahué, derivado de una orden de cateo ofrecida por el juez 38 penal en el domicilio localizado en Daniel Cabrera, número 86, colonia Pensil, donde encontraron diversos objetos de valor, entre pantallas de televisión, cámaras fotográficas, joyería, aparatos de computación, una pistola tipo escuadra calibre 22, y 43 mil 500 pesos en efectivo. Cabe destacar que este individuo adquiría los objetos robados, los cuales ponía a la venta en un puesto semifijo de la colonia Pensil, perímetro de Miguel Hidalgo.

Por lo que se refiere a los antecedentes penales, el procurador de justicia del Distrito Federal aclaró que Carlos Alberto Sánchez Esparragoza cuenta con dos ingresos a los reclusorios Norte y Oriente por el delito de robo agravado, mientras que Víctor Eduardo Colín, relacionado con una indagatoria por daño y lesiones por tránsito vehicular.

En su caso, Juan Antonio Esparragoza Alvarado ingresó al Reclusorio Preventivo Norte por robo agravado, a disposición del juez 40 penal y obtuvo su libertad en enero del 2011.