Opinión / Columna
 
Enrique de la Madrid 
Azoteas verdes, pulmones urbanos
El Sol de México
13 de noviembre de 2010

  Las grandes superficies de cemento de las azoteas, el asfalto de las calles y las altas concentraciones de edificios absorben los rayos solares durante el día, transformándolos en una gran masa de calor que sobrecalienta la atmósfera, generando un fenómeno denominado "isla de calor". Por ello, la temperatura de las zonas urbanas es de cuando menos 4 grados superior a la de las zonas rurales.

La isla de calor puede disminuir el periodo frío del invierno y extender el del verano, adelantando la primavera y retrasando el otoño. Su efecto sobre la temperatura urbana puede reducir el uso de la calefacción en invierno, pero aumentar la demanda de refrigeración en verano, con sus implicaciones ambientales y económicas.

Dicho fenómeno reduce, asimismo, el nivel de humedad en el ambiente, aumentando la incidencia de enfermedades respiratorias y transforma la flora y fauna que puede vivir en las ciudades, afectando el ecosistema.

Una alternativa para revertir dicha situación es la aplicación de una técnica milenaria de construcción: Las azoteas o techos verdes.

Las azoteas verdes son los techos de un edificio que están parcial o totalmente cubiertos de vegetación, ya sea mediante cultivo en suelo o a través de alguna otra forma de cultivo. No se refiere a techos pintados o cubiertos con macetas, sino a tecnologías usadas en las azoteas para que, mediante el cultivo de vegetación, se mejore el hábitat o se ahorre el consumo de energía, es decir, se trata de tecnologías que cumplen con una función ecológica.

Las azoteas verdes son muy comunes en los países escandinavos que han venido usando techos de pasto por muchos siglos. La tendencia moderna comenzó cuando Alemania desarrolló las primeras azoteas verdes en la década de los 60's. Actualmente su construcción se ha difundido a muchos países. Según la Asociación de la Industria de las Azoteas Verdes de América del Norte, Alemania es el país con el mayor número de azoteas verdes en el mundo: una de cada 10 azoteas cuenta con este tipo de sistema.

Actualmente, sólo existen alrededor de 20 mil metros cuadrados de azoteas verdes en México.

Viviendas, escuelas u oficinas pueden ser provistas de una azotea verde. Sin embargo, no en todos los inmuebles pueden construirse azoteas verdes, ya que los requisitos estructurales son mayores a efecto de soportar el peso del suelo y de la vegetación, estimado en 110 kilogramos por cada metro cuadrado de azotea verde instalada.

Los beneficios de esta técnica son indiscutibles.

* Limpia el aire, ya que las plantas filtran el polvo y las partículas de suciedad suspendidas, reduciéndose así la incidencia de enfermedades respiratorias.

* Regula la temperatura del techo, cálido en invierno y fresco en verano, ya que mantiene aislados los espacios interiores de la temperatura exterior.

* Incorpora un área verde dentro de un entorno urbano, proporcionando así un espacio de esparcimiento y relajación.

* Reduce el costo y el consumo de aire acondicionado hasta en un 40 por ciento al año.

* Aumenta la vida útil de conservación de las azoteas.

* Captura metales pesados, como el plomo.

* Aumenta el valor de los inmuebles.

* Retarda la evaporación del agua.

* Proporciona un aislamiento acústico.

* Absorbe la lluvia, por lo que reduce presión en el sistema de alcantarillado.

* Provee un hábitat adecuado para la flora y la fauna.

Para lograr un clima urbano saludable, probablemente sería suficiente con cubrir con techos verdes entre un 10 y un 20por ciento de todas las superficies techadas de una ciudad.

Los techos verdes constituyen por lo tanto una gran alternativa para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las grandes ciudades.

emadrid1@hotmail.com
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas