Opinión / Columna
 
Corresponsal de Cuba 
Miguel Hernández 
Expectativa ante posible discurso de Fidel
Organización Editorial Mexicana
26 de julio de 2010

  LA HABANA, Cuba. (OEM-Informex).- El anuncio de última hora del presidente Hugo Chávez de suspender su viaje a Cuba donde sería el orador principal en el acto por el 26 de julio, y el mensaje por esta efeméride del asalto al cuartel Moncada leído la víspera por el líder Fidel Castro ante las cámaras de la televisión cubana reforzaron la idea que el mandatario Raúl Castro no sólo presidirá la celebración sino que tendrá a su cargo la intervención central en Santa Clara, a casi 300 kilómetros al centro de la isla.

Aunque su discurso está bajo las expectativas de presuntos anuncios en el plano económico, algunos expertos anticiparon que remarcará más una línea política como la del reclamo de la liberación de los cinco cubanos presos en los Estados Unidos en momentos en que el Gobierno cubano ha comenzado la excarcelación de 52 opositores en primera instancia, y la reiteración del riesgo de una guerra nuclear en el Medio Oriente, una campaña que ocupa el eje central de los diez últimos artículos de prensa de su hermano mayor quien mantiene el cargo de primer secretario del Partido Comunista, y abarcará también el nuevo conflicto colombo-venezolano.

La asistencia de Chávez, difundida por el venezolano el fin de semana en Caracas no había sido anunciada en la isla. Pese a su inesperada ausencia, por la nueva crisis con Colombia, serán firmados importantes convenios bilaterales, trascendió en la sede del acto de hoy.

Aunque se mantienen especulaciones sobre la posible presencia en la celebración de Fidel Castro, dada la intensa actividad pública de las últimas semanas -consideradas las primeras apariciones en instituciones estatales tras su accidente de salud justamente hace cuatro años luego de un acto en Holguín- otros estiman que el exgobernante no asistirá y apuestan a su presencia el uno de agosto cuando se efectúe la sesión parlamentaria en el Palacio de las Convenciones en La Habana, momento en que podría ser más propicio a su hermano el general Castro y su equipo mencionar más detalladamente nuevas formulaciones económicas.
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas