Opinión / Columna
 
México 2010 
Benjamín González Roaro 
Combatir la obesidad
Organización Editorial Mexicana
8 de abril de 2010

  Los mexicanos hemos estado tan ocupados en la atención de los grandes problemas nacionales, como el combate a la delincuencia y el crimen organizado, la recuperación de la economía y el esfuerzo por volver más eficaz nuestra democracia, que hemos dejado un poco de lado una situación que hoy se ha convertido en un grave problema de salud: la obesidad de gran parte de la población y, en particular, la obesidad infantil.

Las razones por las que hemos llegado hasta aquí son muchas, pero de manera particular destaca la falta de una cultura de la nutrición, que incentiva en lugar de desalentar el consumo de alimentos con altos contenidos en grasas y carbohidratos.

Lo cierto es que la obesidad afecta a todas las clases sociales y regiones del país y se ha convertido en una amenaza contra el futuro del país; es el germen de padecimientos cardiovasculares, afecta la productividad, genera gastos en el bolsillo de quienes la padecen y ocasiona que el sistema público de salud destine recursos crecientes a la atención de este flagelo y sus daños colaterales.

Además, sobre todo en el caso de niños y jóvenes, la obesidad trae consigo problemas de autoestima y de falta de integración social. Los niños que padecen sobrepeso son objeto de burla y terminan, de una forma u otra, aislados de las actividades del resto de sus compañeros.

Es hora de que todos ataquemos juntos este mal.

Los datos son escalofriantes: México es el país con mayor número de personas adultas con sobrepeso en el mundo y la nación que tiene el mayor problema de obesidad infantil; 70 por ciento de los adultos en México están excedidos de peso, así como cuatro millones y medio de niños entre los cinco y los 11 años. Sólo en 2009 se registraron más de 700 niños con diabetes mellitus, una enfermedad que antes era básicamente propia de los adultos.

Los casos de sobrepeso y obesidad se triplicaron en los últimos 20 años. Los costos directos de la obesidad y las enfermedades relacionadas ascienden a más de 42 mil millones de pesos anuales, y los indirectos a 25 mil millones por incapacidad y discapacidad. En 10 años, los costos se duplicarán si no se toman acciones concretas.

Para impulsar el cambio en los patrones de consumo y promover una mejor salud entre los mexicanos, este año el Gobierno federal puso en marcha el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria: estrategia contra el sobrepeso y la obesidad.

Al anunciar este programa, el presidente Calderón afirmó: "La lucha contra la obesidad y el sobrepeso debe ser una lucha diaria, una lucha constante y una lucha decidida. Es fundamental que los mexicanos tengamos una dieta balanceada y promovamos y realicemos mucha mayor actividad física".

Dieta balanceada y actividad física son las mejores vías para atacar este problema. La dieta balanceada no es en principio un problema de recursos económicos, sino, como hemos dicho, cultural. El exceso de grasas y carbohidratos que contienen platillos que forman la dieta diaria de los mexicanos representa un atentado en contra de la salud de la población.

Por otra parte, la actividad física y el deporte, lo sabemos bien, no sólo son el mejor antídoto contra la obesidad, sino también contra el consumo de drogas. La actividad deportiva fomenta una sana competencia y el respeto a las reglas, condiciones básicas de la democracia.

Además de los esfuerzos que realiza el Gobierno federal y los demás niveles de gobierno, es fundamental que en las aulas y en el seno de las familias se trabaje para combatir el sobrepeso.

El cambio principal, como siempre, partirá de la conciencia y de la modificación de nuestros hábitos. Hagamos todos a partir de hoy un esfuerzo para que, en el seno de nuestras familias, en las reuniones sociales, en nuestra actividad diaria, en los eventos laborales, en las escuelas, pongamos por delante una nueva conciencia sobre nuestra alimentación y la de quienes nos rodean. Es por el bien de todos.

www.gonzalezroaro.com

benjamingonzalezroaro@yahoo.com.mx
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas