Metrópoli
Afecta lluvia ácida al Valle de México
El Sol de México
23 de febrero de 2010


El Sol de Toluca

Tlalnepantla, México.- La lluvia ácida que se ha extendido a todos los municipios del Valle de México ha provocado daños irreversibles que van desde la pérdida de nutrientes en el suelo, enfermedades en los árboles, la destrucción de monumentos históricos y afectaciones en la salud humana, este fenómeno se ha disparado por la combustión de las gasolinas.

El informe sobre la Calidad del Aire de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del 2008 indica que el 50% del territorio urbano y 100% del suelo de conservación sufren daños por la acidez del agua de lluvia.

Los efectos más peligrosos se encuentran en las zonas rurales del Estado de México, donde el suelo ha disminuido su fertilidad por lo que en consecuencia la vegetación ha desaparecido y ha favorecido la erosión del suelo y al estar la tierra suelta, se facilitan los deslaves en los cerros.

Los mayores daños se encuentran en los municipios urbanos y rurales del Valle de México, principalmente en las zonas boscosas de Monte Alto, la Sierra de Guadalupe y otras aéreas agrícolas.

De acuerdo al informe la lluvia acida es característica de atmósferas contaminadas como la de la zona conurbada y se forma de la combinación entre contaminantes gaseosos y vapor de agua.

Aunque no están comprobados sus efectos directos en la salud humana, existen riesgos para la población debido a que el agua contaminada se infiltra al subsuelo para recargar los mantos acuíferos y este liquido después es extraído para el consumo de las personas.

La dependencia federal asegura que la lluvia acida es diferente a otros tipos de contaminación del aire y no es emitida directamente por los escapes de los autos sino que es una forma de la combinación de los contaminantes gaseosos y el vapor del agua.

La lluvia acida afecta también las construcciones principalmente de piedra caliza y las más representativas son las iglesias construidas en los siglos XV y XVI así como los monumentos más antiguos de esta región.