Policía
Ahorcados y con "narco-amenaza"
Foto: Cortesía: El Diario de Los Mochis
A las víctimas las colgaron del puente ubicado en boulevard Gaxiola y la Internacional
El Sol de Sinaloa
31 de diciembre de 2009

Redacción

Los Mochis, Sinaloa.- No es nueva la modalidad de ejecución del narco, pero sí un "estreno" en esta ciudad: ahorcar a las víctimas de algún puente, acribillarlas a tiros y dejarles "narco-amenazas".

Esto fue lo que ocurrió ayer, cuando a eso de las tres de la madrugada, dos cadáveres aparecieron pendiendo macabramente del paso a desnivel ubicado por el boulevard Macario Gaxiola y la carretera Internacional México 15, enfrente del hotel Colinas.

El hecho provocó una gran movilización policíaca y estupor entre quienes a esa hora viajaban por la rúa federal: traileros, turistas, usuarios de camiones de pasajeros que iban tanto hacia el sur como el norte.

Además, la natural aglomeración de elementos de las fuerzas policíacas y los agentes de la UMIP que acuden a los sucesos de alto impacto como los que ahora ocurren en esta zona con alarmante frecuencia, a efectos de encontrar "indicios para la investigación".

Fueron dos los cadáveres encontrados como a las tres de la madrugada, en un punto ubicado frente a la gasolinera "Lienzo Charro".

Estaban colgando, atados del cuello con sogas de ixtle. Los otros extremos los sujetaron a unos tubos. A un costado, las cámaras de "videovigilancia" instaladas con bombo y platillo para "salvaguardar la seguridad de la ciudadanía".

Ambos cuerpos presentaban impactos de proyectil de arma de fuego, así como signos de tortura.

Estaban atados con las manos hacia atrás.

En el suelo, un pedazo de cartón con ominoso mensaje: "la plaza ya tiene dueño, no se enreden (sic) putos, porque esto les va a pasar a todos los que están apollando (resic) a la contra". Atte La Mochomera.

Una de las víctimas fue identificada en el mismo lugar gracias a que le encontraron consigo la credencial de elector. Se trata de Elio Alail Hurtado Quiñónez, de 20 años, con domicilio por el boulevard Aquiles Serdán 1420 al oriente, en el Infonavit Mochicahui.

Presentaba dos impactos de proyectil de arma de fuego en el cráneo, sin orificio de salida.

Escrito en su pecho, con pluma, una breve leyenda: "por dedo".

El segundo cuerpo no había sido identificado hasta ayer por la tarde. Su media filiación es la siguiente: 1.65 metros de estatura, 100 kilogramos de peso, tez morena, aproximadamente 35 años; tenía cabello corto, lacio tipo flet tap y vestía camisa manga larga, a rayas negras, azules y lilas. Traía pantalón de mezclilla.

Le dieron dos balazos: uno en el abdomen y otro en torax.

En el lugar fueron encontrados 4 cascajos calibre 9 milímetros.

Las autoridades solicitaron la presencia de personal del Cuerpo de Bomberos con el fin de bajar a los ahorcados, cuya muerte, de acuerdo al dictamen del médico legista, doctor Miguel Mendoza Barraza, fue de asfixia por ahorcamiento.