Sociedad
Presenta Rocio Sesma Verde "Sin Cortes en el Alma"
Rocio Sesma Verde. Foto: El Sol de México
El Sol de México
9 de noviembre de 2009


Cindi E. Islas Miranda / El Sol de México

Ciudad de México.- Pantalones entubados, cabello negro que cubre un solo ojo en forma asimétrica, cuerpos delgados y maquillaje en sus ojos son algunas de las características que todos conocemos de los llamados "EMOS" o emocionalmente frágiles, tribu urbana que surgió recientemente y que ha dado mucho de qué hablar en la escena social de México y el mundo.

Sin embargo, muchos desconocen que estos jóvenes (casi niños) han adquirido una de las prácticas más dañinas, dolorosas y peligrosas que cualquier humano pueda imaginar: la autoflagelación (enfermedad o desorden emocional que incita a los jóvenes a realizarse cortes por placer en diferentes partes del cuerpo con vidrios, cuchillos, cutters o cualquier objeto con filo).

Por su gran sensibilidad, estos chicos se han visto envueltos en una campaña de agresión y burla constante por otras tribus urbanas (darketos y punks), a través de emails y páginas electrónicas donde se incita a golpearlos hasta dejarlos sin vida. El conflicto inició en el estado de Querétaro en el 2008 y posteriormente se trasladó a la ciudad de México, en la Glorieta de Insurgentes, con la convocatoria "Mata un emo y te damos un chesco".

A causa de toda esta problemática, la periodista Rocío Sesma Verde decide involucrase y conocer más sobre esta corriente y, a través de todo un año de investigación de campo surge "Sin cortes en el alma", un libro de 116 páginas que narra seis historias de personas que son o conocen a jóvenes Emos.

De esta forma la autora se convierte en la voz de Angélica, David, Fernanda, Camila, Manuel y José Carlos (cuatro de ellos identificados con la corriente Emo o Loveless por su vestimenta y filosofía sobre la vida) para presentarnos, sin tapujos y de forma casi cruda, cómo enfrentan la vida.

"Este es un libro dedicado a los adolescentes y sus papás, así como al resto de la población con el objetivo de dar a conocer qué es el conflicto Emo y lo que sucede al interior", señala Rocío tomando la edición entre sus manos.

Drogas, anorexia, bulimia, autoflagelación, discriminación y la práctica de sexo sin protección son algunos de los temas que se abordan para develar la autodestrucción por parte de estos jóvenes que se encuentran sumergidos en una eterna depresión y se identifican como suicidas en potencia, pero contrario a lo que se piense, su único anhelo es dar y recibir amor.

Frágiles de cuerpo y corazón, la generación que nació a finales del siglo XX se muestra con una actitud negativa ante la vida, envueltos en una tristeza constante y carentes de amor hacia su persona. Muchos de ellos, o la mayoría -explica la autora- se despiertan todos los días con dos pregunta en su mente ¿por qué estoy aquí? y ¿sí hoy será el día en qué me haré el corte letal que me provocará la muerte?

La autoflagelación (hasta hace poco desconocida por los médicos) surgió en Inglaterra y, de acuerdo con un reportaje publicado por el periódico The Observer y que retoma la periodista en su nuevo libro, uno de cada 12 adolescentes británicos se lastima deliberadamente y de forma regular sin saber cómo parar.

De manera contrastante, la escritora refiere que ésta práctica es un intento por vivir "un método de supervivencia".

"La autoflagelación es una señal de desequilibrio mental que utiliza la gente joven para hacer frente a un trauma emocional y psicológico subyacente", explica Rocío en la página 79 en palabras del psicólogo Jackie Cox.

Escrito desde el corazón, la autora hace un llamado para que los gobiernos y la sociedad tomen conciencia sobre cómo se educa y trata a la juventud que ve de forma diferente la vida.

"Hago un llamado especial a los gobernantes y a la sociedad en general para que los rescate, que se tomen medidas a través de una institución o simplemente con amor, para que se puedan reunir sin ningún miedo o preocupación", acotó la periodista en la redacción de El Sol de México.

Visiblemente afectada, la escritora señala que es muy triste que México tenga el primer lugar en ser tierra antiemo.

"Es muy lamentable que las tribus urbanas, específicamente los chakas, raperos, darketos, góticos y punks (reconocidos como los grupos más violentos), rechacen a esta generación de adolescentes vistosos, que se hacen llamar los emocionales en el mundo, ya que ellos sólo desean una vida en amor y vivir en santa paz", explicó.

Asimismo, devela que el enfrentamiento en la Glorieta Insurgentes si tuvo un muerto, un joven de 16 años que por miedo a salir a la calle, días después del altercado, decide quitarse la vida.

Para finalizar la entrevista, Rocío agradece al jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, por el apoyo que ha brindado a este sector y pide a la gente no discriminar por la apariencia, religión, raza o estatus social, sino que se vea más allá de lo superficial.

Y añadió "si ves a un Emo en la calle dile ¡hola!, ¡estoy contigo!, ¡te quiero y te respeto!, frases sencillas pero llenas amor que ayudarán a evitar más muertes sin sentido".

* ANTECEDENTES

En los primeros días de Marzo de 2008, en la Plaza de Armas, en Querétaro, se da el primer enfrentamiento antiemo y se inicia una campaña de agresión a través de medios electrónicos.

El 15 de marzo de 2009, en la Glorieta de Insurgentes se da el segundo enfrentamiento por parte de Puks y Darks. Ese mismo día, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emite una recomendación a favor de los Emos en un esfuerzo por evitar una mayor discriminación hacia este movimiento urbano.

Hace unos meses, ante autoridades del Distrito Federal, representantes de las tribus involucradas en los altercados de la Glorieta de Insurgentes, firmaron un acuerdo de convivencia en el mercado del Chopo.