México
Alaba zar antidrogas lucha contra el narcotráfico en México
Gil Kerlikowske participó en una conferencia con José Angel Córdova Villalobos, sobre las drogas. Foto: Daniel Hidalgo / El Sol de México
Notas relacionadas
Notas relacionadas
Organización Editorial Mexicana
29 de julio de 2009


Doina García / El Sol de México

Ciudad de México.- Estados Unidos avala las políticas contra el narcotráfico implementadas por Felipe Calderón y reconoce el valor que ha mostrado el mandatario mexicano de no negociar con narcotraficantes, a quienes calificó de terroristas y criminales, destacó el director de la oficina de Política Nacional para el Control de Drogas, Gil Kerlikowske.

Dijo que su país está sorprendido del valor que ha mostrado el presidente de México y en este sentido, señaló que cuenta con el apoyo no sólo de su homólogo, Barack Obama, sino de los gobierno locales estadunidenses.

En conferencia conjunta, a nombre del Gobierno mexicano, el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, consideró que es prematuro hablar de un fracaso de nuestro país en la lucha de consumo de drogas; "todavía es muy prematuro decir que un programa ha fracasado cuando apenas tiene dos años de haberse iniciado".

Por su parte, Kerlikowske declaró: "el valor que tiene el Presidente Calderón y que ha mostrado para luchar contra los narcotraficantes es totalmente impresionante. El valor demostrado por el presidente Calderón y de su administración realmente es un gran valor que nosotros tenemos muy dentro de nuestro corazón en Estados Unidos y lo admiramos profundamente.

"Espero que en mi capacidad yo pueda hacer todo lo que necesito hacer para apoyar lo que se ha estado haciendo aquí en México".

Mostró también su beneplácito por los planes nacionales en materia de prevención y tratamiento, a los que consideró de suma importancia, no sólo para el futuro de México, sino también para el futuro del hemisferio occidental.

Puntualizó que entre otros asuntos, México solicitó a Estados Unidos que establezca un control para la venta de la pseudoefedrina, que actualmente ya no se vende en nuestro país, por ser la materia prima de las drogas sintéticas.