Policía
Identifican a ejecutado del ejido Albia
Noticias de El Sol de la Laguna
14 de enero de 2009

Violeta Valenzuela

Torreón, Coahuila.- Bajo el nombre de Arcenio Quiñones Acosta, ganadero de 39 años de edad y originario de Santiago Papasquiaro, Durango, teniendo su domicilio en el ejido San Andrés Atotonilco, también de aquel municipio, fue identificado el hombre que fue encontrado ejecutado en las inmediaciones del ejido Albia, del municipio de Torreón, Coahuila.

Ante el ministerio de delitos del fuero común, el padre del occiso, de nombre Elías Quiñones Corral de 66 años de edad, señaló que su hijo era buscado desde el pasado viernes, cuando al salir de su domicilio ya no regresó, presumiéndose un secuestro del ganadero, pues la camioneta Suburban que maniobraba aún no ha sido localizada.

En el sexto homicidio registrado en lo que va del año, tomaron conocimiento autoridades ministeriales y policiacas, siendo encontrado el cadáver con los ojos vendados con cinta canela, presentando el tiro de gracia en cráneo del lado izquierdo, además de huellas en las muñecas de haber sido esposado.

En su declaración emitida ante el Ministerio Público, familiares de Quiñones Acosta destacaron que fue en las primeras horas del viernes cuando el occiso salió de su domicilio, destacando que sólo se trasladaría a ver el ganado, tripulando la camioneta Suburban, color verde, que era de su propiedad, siendo desde ese día la última vez que lo vieron con vida, ignorando cómo o quiénes lo trasladaron hasta Torreón.

El hoy occiso fue localizado a 2.8 kilómetros de la autopista Torreón-San Pedro, en las inmediaciones del ejido Albia, presentando un impacto de arma de fuego en cráneo del lado izquierdo, con salida en área derecha y otro impacto en clavícula del lado izquierdo y con salida en la espalda.

Fue el Ministerio Público de Delitos Contra la Vida y la Salud, quien dio fe del cadáver, tratándose del ahora occiso, vistiendo pantalón y chamarra azul de mezclilla, así como calcetones en color blanco, sin zapatos y una camisa de color amarillo.

El cadáver se encontró vendado de los ojos con cinta canela, así como presentar huellas en ambas muñecas, estando presumiblemente esposado, estableciéndose que además contaba con dos tatuajes de la imagen del Divino Rostro, siendo uno ubicado en la muñeca del lado izquierdo y el otro en la espalda.

Entre las indagatorias establecidas y por las versiones que brindaron los familiares del occiso, se presume que el ganadero fue privado de la libertad en las inmediaciones de Santiago Papasquiaro, Durango, localizándose su cadáver a 1.5 kilómetros del establo "Lácteos La Cúpula" y a mil 300 kilómetros de la autopista a San Pedro, lugar donde no fue recuperada ninguna ojiva.

Entre las primeras diligencias establecidas por los agentes de Servicios Periciales, se conoció que el cadáver contaba con aproximadamente tres horas de haber fallecido.

Luego de la formal identificación, la autoridad ministerial continuó con los trámites necesarios para la entrega del cuerpo a sus familiares.