México
Extiende el SAT plazo para migrar a factura electrónica
Las personas físicas cuyos ingresos anuales no rebasen los 500 mil pesos podrán continuar hasta el 31 de marzo de 2014 en el esquema de facturación.
Organización Editorial Mexicana
26 de diciembre de 2013


Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Las personas físicas con ingresos anuales máximos de hasta 500 mil pesos tendrán tres meses más para migrar a factura electrónica, aunque en caso de incumplimiento, perderán el derecho de aplicar la facilidad, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

A través de un comunicado, las autoridades tributarias anunciaron que se incorporó en el proyecto de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2014 la facilidad de la graduación en la migración a factura electrónica, de tal manera que el plazo se extiende hasta el 1 de abril próximo.

Con esta medida, las personas físicas cuyos ingresos anuales no rebasen 500 mil pesos podrán continuar hasta el 31 de marzo de 2014 en el esquema de facturación que están manejando -comprobantes CFD o CBB-, siempre y cuando a partir del 1 de abril migren al esquema de facturación electrónica CFDI.

El documento detalló que la facilidad se condiciona a que en abril los contribuyentes implicados ya hayan migrado al nuevo esquema de facturación, "considerándose como obligados para sus efectos a partir del 1 de enero".

Pese a la extensión del plazo, el SAT reiteró que "no habrá prórroga en la entrada en vigor de la factura electrónica a partir del 1 de enero de 2014, y que esta gradualidad está condicionada solo a personas físicas obligadas a facturar y con ingresos anuales de hasta 500 mil pesos".

Esta medida, resaltó el SAT, hace más accesible la migración a la factura electrónica, ya que se suma al sistema de registro de ingresos y gastos gratuito (conocido como sistema de registro fiscal, a través del cual las personas físicas también podrán hacer sus facturas electrónicas) que pondrá en marcha el SAT en 2014, mismo que podrá emitir facturas utilizando solamente la contraseña y RFC.

Además, las personas físicas que quieran facturar mediante el esquema actual del portal del SAT, o con los auxiliares de facturación autorizados, ya no necesitarán contar con un certificado de sello digital, sino simplemente la Fiel (firma electrónica) y el RFC.

Según el SAT, la extensión del plazo da facilidades a los contribuyentes (aproximadamente 563 mil) que hasta hoy ya vienen cumpliendo con la obligación de expedir comprobantes fiscales, que ya están inmersos en la formalidad y que a partir de enero estarán en la posibilidad de evaluar si utilizan el sistema de registro fiscal que pondrá en marcha el SAT o facturan a través de los esquemas que ofrecen los auxiliares de facturación.

Por último, la autoridad fiscal destacó que "la factura electrónica tiene beneficios relevantes para los contribuyentes, destacando la tranquilidad de que sus gastos serán deducibles, con lo que las devoluciones de impuestos con saldos a favor serán más rápidas; el incremento en la posibilidad de hacer crecer los pequeños negocios, porque al poder facturar electrónicamente se atraen más clientes que podrán deducir sus gastos, además de los considerables ahorros en envíos y almacenamiento de papel".