Locales
Avanza proyecto del tren
El sistema de Movilidad de Guanajuato contempla un tren de pasajeros, libramientos ferroviarios de carga en Irapuato y Silao, así como infraestructura urbana de transporte. Foto: El Sol de León.
El Sol de León
9 de abril de 2013


Oscar Arenas

El Gobernador Miguel Márquez Márquez y el Secretario de Desarrollo Económico, Héctor López Santillana, se entrevistarán este miércoles con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, a quien le presentarán el proyecto detallado del Sistema de Movilidad de Guanajuato, en espera de recibir el apoyo federal para ejecutarlo en esta administración.

Este Sistema de Movilidad de Guanajuato representaría inversión de 18 mil 293 millones de pesos, pero en base al estudio es técnica, financiera y socialmente viable porque contribuirá a resolver la creciente problemática de aforo vehicular en las carreteras, los índices de accidentes, disminuirá los tiempos de traslado y los costos de movilidad entre las ciudades.

El Secretario de Desarrollo Económico de la entidad, Héctor López, platicó en qué consiste este proyecto que incluye el Tren Expreso de Guanajuato (de pasajeros), mismo que pasaría por los municipios del corredor industrial, desde Celaya hasta León; así como sistemas de movilidad urbana con tranvías y redefinición de rutas de transporte; además de libramientos ferroviarios para sacar las vías de las ciudades de Salamanca, Irapuato y Silao.

En cuanto a los antecedentes comentó que luego de recuperar la concesión de lo que en su momento se planteó como un tren interurbano, comenzó la elaboración de un nuevo estudio que actualmente está completo y ampliamente detallado.

Este estudio revela la problemática de movilidad entre las ciudades del Estado, por ejemplo el alto aforo vehicular en la carretera federal 45, con 1.2 millones de unidades que diariamente transitan por la misma y cuyo crecimiento se calcula en siete por ciento anual.

Este estudio también refleja que el tiempo de traslado promedio de una persona, por ejemplo de Celaya a León, es de aproximadamente dos horas.

El proyecto del tren de pasajeros, de acuerdo al resultado del estudio realizado por el Gobierno del Estado, permitirá avanzar a una velocidad promedio de 96 kilómetros por hora, lo que ahorrará hasta un 34 por ciento del tiempo de viaje. Por ejemplo de Celaya a León una persona tardaría 74 minutos, aproximadamente.

Económicamente también sería viable para los usuarios, pues en el caso del recorrido más largo, el costo que se está estimando es de 44.5 pesos por viaje.

Adicional al Tren Expreso, en las ciudades se contempla generar un sistema de movilidad urbana por medio de tranvías y redefinición de rutas de transporte, que estarán al servicio de los usuarios por el mismo costo del Tren Expreso.

Estos beneficios motivarán el uso de este sistema de movilidad y desincentivará el uso del automóvil, generando mejores tiempos de traslado, disminuir el aforo vehicular en las carreteras y con ello bajarán los índices de accidentes, explicó López Santillana y añadió que inicialmente se contempla un tren de pasajeros con cuatro carros o vagones, y conforme crezca la demanda se irán adicionando más.

El ahorro económico anual se estima entre 989 y mil 500 millones de pesos, por concepto de costos de operación vehicular.

Sacarán las vías de Irapuato y Silao

Para realizar el Tren Expreso de pasajeros, el estudio del Gobierno del Estado proyecta utilizar las vías que quedarán sin utilizar una vez que se termine el libramiento ferroviario de Celaya, que servirá para los trenes de carga, pero además contempla realizar dos libramientos ferroviarios más, uno en Irapuato y otro en Silao, para sacar las vías de la ciudad.

Estos libramientos ferroviarios, dijo el funcionario estatal, resolverán varios problemas a la vez: primero permitirán librar a las ciudades del paso del tren de carga; la infraestructura sería aprovechada para el tren de pasajeros; y, al incrementar la velocidad del tren de carga a su paso por estas ciudades, se inhibirían los actos delictivos (robos al tren).

En varios tramos donde no se liberen vías del tren de carga, se generará infraestructura nueva para el de pasajeros, que correrá paralela al primero.

Financieramente, realizar la obra de los libramientos ferroviarios en Irapuato y Silao sería menor que la inversión que se está realizando para el libramiento ferroviario de Celaya, pues los tramos serán más pequeños, expuso López Santillana.

De acuerdo al estudio del proyecto, la inversión total de la obra sería de 18 mil 293 millones de pesos, de los cuales 11 mil 265 millones serán para desarrollar la infraestructura del tren de pasajeros (vías); cuatro mil 200 para el material rodante (vagones); así como dos mil 827 millones para desafectaciones e infraestructura del tren de carga (libramientos ferroviarios de Irapuato y Silao).

Financiamiento

El Secretario de Desarrollo Económico de la entidad expuso que para realizar el proyecto se contempla la participación de la federación, del Estado y la iniciativa privada.

Se prevé que los usuarios del servicio paguen sólo el costo de operación del tren expreso, pero la infraestructura deberá ser subsidiada.

El planteamiento que se hará a la SCT consiste en aportar 10 mil millones para la infraestructura del tren de pasajeros, de los cuales seis mil millones de pesos serían de la propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes y cuatro mil millones a través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

La inversión para el equipo rodante, que será de cuatro mil 200 millones de pesos, sería aportado por la iniciativa privada, es decir una empresa a la que se concesionaría el servicio durante 30 años y contemplando que la vida útil de las vías se estima en 50 años, aún quedarían 20 años para que el Estado se encargue del servicio.

El estudio, añadió López Santillana, está diseñado para empatarlo con el proyecto que anunció el Presidente Enrique Peña, de generar sistemas de trenes de pasajeros pues incluso podría conectarse con Querétaro, con Jalisco y Aguascalientes.

El funcionario añadió que el tren de pasajeros que se pretende crear de México a Querétaro podría tardar dos años en el estudio, dos años en liberación de derecho de vía y tres años en su construcción, de modo que el Presidente Peña Nieto podría no alcanzar a verlo terminado en su administración.

Caso diferente es el de Guanajuato, donde ya se tiene el estudio, el 90 por ciento del derecho de vía liberado, y a más tardar el próximo año estarían en posibilidades de arrancar el proyecto para terminarlo antes que concluya la administración del Presidente Enrique Peña.

Por estas condiciones el Secretario de Desarrollo Económico reiteró la viabilidad del Sistema de Movilidad de Guanajuato, que espera y sea apoyado por la federación.