Deportes Local
En la mira de EUA
El guardameta felino cuenta con la doble nacionalidad méxico-americana. Foto: Eduardo Maceira / El Sol de León.
El Sol de León
12 de marzo de 2013


Omar Oseguera

León, Guanajuato.- El elogiado William Yarbrough, portero del León, no piensa en nada que no sea el León y su salvación matemática en el no descenso.

No piensa en sus buenas actuaciones ni mucho menos en la posibilidad de jugar para los Estados Unidos.

Sí, el "rubio" cancerbero, que debutó este torneo en primera división con La Fiera, está en la mira de la Selección estadounidense. Al tener la doble nacionalidad William es material elegible para el conjunto de las "barras y las estrellas".

El contacto con Yarbrough se dio desde el choque ante la Selección Olímpica en la pretemporada previa a este torneo.

"Hubo una pequeña charla en nuestra pretemporada cuando se jugó el partido contra la Selección Olímpica y el viaje posterior a los Estados Unidos, simplemente se me acercaron y me dijeron que me iban a estar viendo y que me iban a dar seguimiento pero yo honestamente ese tema lo pongo a un lado porque ahorita me enfoco en estar mejor en cada entrenamiento y ese tipo de cosas se dan en base al trabajo".

"En este momento no me han dicho nada y ahorita eso no es mi prioridad, mi prioridad es si me da la oportunidad el profe aprovecharla y ayudar al equipo", confesó el portero.

Y es que aunque la noticia pueda ser atractiva, el "güero" dijo que hoy no le cosquillea poder ir a una convocatoria de los Estados Unidos.

"Te mentiría si te dijera que sí porque la verdad lo que a mí me cosquillea es ser parte del León, ser parte de esta historia, de esta afición tan bonita, eso es lo que me mueve y te digo, el trabajo es lo que hace que lleguen esas cosas más adelante, pero ahorita mi mente está enfocada en León y en el equipo y nada más".

Ya son dos partidos en los que Yarbrough Story aparece en el once "esmeralda" sin poder obtener un triunfo. Por esta razón el momento que vive no lo disfruta como quisiera.

"Honestamente salimos tristes, frustrados porque el equipo jugó bien, porque lo vi suelto, con confianza y se jugó mejor pero no se dio el resultado, entonces sí regresamos frustrados por eso pero el ánimo del equipo sigue muy bien y conscientes del objetivo que nos propusimos y vamos a luchar hasta conseguirlo.

Es cierto que apenas voy empezando pero me siento con mucha confianza ya que tengo todo el apoyo del profe y de mis compañeros, a fin de cuentas vaya empezando o no tengo que ayudar al equipo en lo más que se pueda, a veces se puede a veces no, para eso trabajamos todos los días con mucha humildad, tenemos que estar atentos para cuando se nos presente esa oportunidad".

A final de cuentas él y los demás "verdes" están convencidos de que el fútbol que intentan con Matosas es el que quieren y el que desean practicar por mucho tiempo.

"Este equipo es como una familia y aquí todos nos respaldamos, así como el profe ha respaldado a sus jugadores nosotros también y lo hacemos con gusto. También por eso es una frustración porque no queremos que se vaya, nos gusta mucho la forma en la que trabaja, la intensidad con la que nos hace trabajar entonces por eso lo mínimo que tenemos que hacer es dejar el alma en la cancha".