Guanajuato
Vivir en la sierra... y con este frío
En la sierra, los niños aprenden a convivir y divertirse con un frío que levanta la niebla de entre los cerros. Foto: El Sol de León.
El Sol de León
13 de enero de 2010


Carlos Salinas

Guanajuato, Gto.- Si alguien conoce bien lo que es soportar las bajas temperaturas es la señora María Engracia Vallejo Rangel, quien durante toda su vida ha tenido que lidiar con las inclemencias del tiempo, ya que por varios años habitó en la comunidad de Llanos de la Fragua pero desde hace algún tiempo se mudó junto con su familia al Cerro del Macho; ambos lugares enclavados en la zona de la sierra de Santa Rosa.

En iguales condiciones a las de Vallejo Rangel, se encuentran otras 200 personas pertenecientes a 35 familias que habitan Llanos de la Fragua y que han tenido que protegerse del frío que se intensificó en los últimos días en aquel punto.

Esta madre de familia indicó que fue desde el pasado viernes cuando el termómetro descendió de manera bastante considerable, incluso, dijo, "el frío es mucho mayor a lo que se sintió en diciembre."

Así mismo, recordó que ese mismo día cayó un poco de aguanieve a lo largo del día, razón por la cual aseguró que "el frío está terrible, peor que otros años."

Manifestó que las temperaturas han descendido a tal grado que el domingo y lunes, los habitantes de la comunidad se sorprendieron al descubrir que los botes donde acostumbran a almacenar agua, "amanecieron con una gruesa capa de hielo."

La presencia de las bajas temperaturas, obliga a los pobladores de la zona serrana a intensificar los cuidados de los más pequeños, por lo que procuran tomar líquidos calientes y jugos que aporten vitaminas, así como otras medidas de prevención.

"También procuramos abrigarlos bien, sobre todo en la noche pero a veces sí nos hacen falta cobijas, suéteres o ropa que nos caliente un poco más."

El hecho de habitar este frío lugar toda la vida, no es garantía de estar inmune a las enfermedades respiratorias, tal como lo señaló María Engracia Vallejo, fue en diciembre pasado cuando su hija más pequeña se puso muy grave por lo que tuvo que trasladarla a la Cruz Roja.

"Mi niña tiene tres años y justo el 26 de diciembre, se me puso muy grave y a las tres de la mañana tuvimos que llevarla al doctor, por suerte tenemos en qué trasladarnos y la atendieron a tiempo, ahí me dijeron que tenía una irritación muy fuerte en la garganta."

Por tal motivo, la madre de otros tres hijos afirma que sí hace falta un poco de ayuda de las autoridades y agregó que hasta el momento una brigada de la Cruz Roja y otra del DIF Municipal han sido los únicos que han llegado hasta ese lugar para regalar cobijas y algo de ropa.

Por lo pronto, la señora comentó que ya están preparados para seguir enfrentándose al clima frío que se pronosticó para el fin de semana, ya que, dijo, "es algo a lo que nos enfrentamos cada invierno."