Policía
Secuestran a 2 mujeres y una niña en narco-retén de San Pedro Piedra Gorda
El Sol del Centro
22 de diciembre de 2013

Aguascalientes, Ags., (OEM-Informex).- Triple secuestro derivó un impresionante operativo de las autoridades de seguridad, tanto del Ejército como de las diferentes corporaciones policiales, que abarcó territorio de Zacatecas, luego de que en un narco-retén, fuera interceptada la camioneta donde viajaban dejando únicamente al conductor.

Los hechos se registraron ayer en la mañana luego de que cuatro sujetos con armas de alto poder, presuntos integrantes del crimen organizado, instalaron un narco-retén sobre la carretera 45 Norte, en las inmediaciones de San Pedro Piedra Gorda, Zacatecas, límites con Cosío, lugar donde sorprendieron a una familia y la despojaron de la camioneta en la que viajaba.

Luego de haber sometido al conductor, al que con lujo de violencia bajaron de la unidad, se llevaron a las dos mujeres y a la niña, mientras que a él, lo dejaron abandonado. Todo lo anterior a plena luz del día y el último reporte del que se tuvo conocimiento, fue que las secuestradas aún no aparecían.

OPERATIVO

El conductor de la camioneta que fue abandonado a unos metros del narco-retén, caminando se trasladó hasta la Puerta de Acceso Norte, para pedir ayuda a los elementos castrenses y policías estatales que se encontraban desempeñando sus funciones.

Una vez que se dio la voz de alerta, efectivos del Ejército Mexicano, policías estatales y preventivos de varios municipios de Aguascalientes, irrumpieron en territorio zacatecano para tratar de localizar a las víctimas, pero desafortunadamente los delincuentes lograron escapar llevándose consigo a las dos amas de hogar y a la menor.

Según comentó, el jefe de familia, la pesadilla inició alrededor de las 10:30 horas, cuando conducía una camioneta Honda CRV, color blanco, con placas de circulación del Estado de Jalisco y al llegar al citado municipio zacatecano se percató de la presencia de unos sujetos sobre la carretera 45 Norte.

Eran cuatro los individuos que estaban apostados sobre la carretera, a un lado de una camioneta Honda Civic, en la que traían colocada una sirena y una burbuja, con la intención de aparentar que era una patrulla y ellos pertenecían a alguna corporación policial.

Los sujetos le marcaron el alto al conductor de la CRV y cuando éste detuvo su marcha, los cuatro individuos se identificaron como agentes de la Policía Ministerial de Zacatecas, indicándoles que les practicarían una revisión de rutina y enseguida podrían reanudar su marcha.

El conductor nunca sospecho que en realidad, se trataba de integrantes de un grupo ligado a la delincuencia organiza, debido a los logos que traía la camioneta Honda Civic, por lo que creyó que efectivamente eran miembros de la Policía Ministerial de Zacatecas.

De manera repentina, los cuatro sujetos que portaban armas de alto calibre, los encañonaron y les obligaron a bajar del vehículo.

Enseguida, a la esposa y a la mamá del conductor, así como a su hija menor de edad, las sujetaron y a la fuerza las subieron a la camioneta Honda Civic para llevárselas privadas de su libertad sin que el jefe de familia pudiera hacer algo para evitarlo y enseguida también se llevaron la Honda CRV.

Al quedarse solo, el conductor sin saber qué hacer, optó por comenzar a caminar por la carretera 45 Norte hasta llegar a la Puerta de Acceso Norte, ya en territorio de Aguascalientes, minutos después de las 12:00 horas.

De inmediato narró a los elementos del Ejército Mexicano de la 14/a. Zona Militar y de la Policía Estatal y les suplicó ayuda, diciéndoles que se habían llevado a su madre, a su esposa y a su pequeña hija.

Ante la gravedad de los hechos, los soldados pidieron refuerzos y poco después llegaron oficiales de las Policías Estatal y Municipales de Cosío, Rincón de Romos, Pabellón de Arteaga y Asientos, por lo que organizaron un impresionante operativo y juntos incursionaron a territorio de Zacatecas para tratar de localizar a las dos mujeres y a la menor de edad.

Los efectivos llegaron hasta Luis Moya, pero desafortunadamente no lograron encontrar a las tres personas privadas de su libertad, ni tampoco ubicaron la camioneta robada y mucho menos a los cuatro integrantes del narco-retén.

Horas después regresaron a Aguascalientes, y por la tarde, retornaron a Zacatecas para continuar con la búsqueda, aunque desafortunadamente no tuvieron resultados positivos y hasta anoche nada se sabía de las tres secuestradas.