Aguascalientes
Presentó su nuevo libro Sergio García Ramírez sobre "Control Judicial de Convencionalidad"
AYER VINO a presentar su nuevo libro "Control Judicial de Convencionalidad", el ex presidente de la Corte Internacional de los Derechos Humanos, Sergio García Ramírez.
El Sol del Centro
26 de enero de 2013

Mario Mora Legaspi

Aguascalientes, Ags.- El ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Sergio García Ramírez, afirmó ayer que la globalización mundial nos encamina a un orden jurídico común y uniforme que en materia de derechos humanos debe preservar y proteger a todos, para lo que se ha caminado del derecho nacional al internacional, en un círculo donde las instituciones se fortalecen mutuamente en beneficio de la persona.

Señaló que de ninguna manera se puede decir que el derecho internacional vaya por encima de la soberanía nacional, sino que en ejercicio de ella los países ingresan al plano internacional suscribiendo los tratados internacionales en diversas materias y entonces deben de someterse a ellos, por lo que no existe conflicto entre el orden jurídico internacional y el nacional sino coincidencia.

En un evento realizado en Palacio de Justicia, sede del Poder Judicial, encabezado por su titular Fernando González de Luna ante la presencia del representante del Poder Ejecutivo, el Jefe de Gabinete, Javier Aguilera García, y representantes de los tres niveles de gobierno así como juzgadores locales y Federales así como legisladores y funcionarios electorales y de trasparencia, Sergio García Ramírez, ex procurador general de la República presentó su nuevo libro "Control Judicial de Convencionalidad".

García Ramírez sostuvo que con la globalización aparecieron jurisdicciones internacionales de carácter regional o mundial, lo que da lugar a la llamada redistribución del orden mundial internacional con estructuras que encaminan la marcha de los estados como son los tribunales que influyen en las acciones y decisiones de los países.

Apuntó que México ha abanderado grandes causas internacionales, entre ellas la defensa de los derechos humanos con la suscripción de convenios internacionales así como su sometimiento a la jurisdicción contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a la que deben someterse los juzgadores locales y federales aplicando de oficio preceptos jurídicos derivados de tratados internacionales en beneficio del justiciable aun cuando las partes no los invoquen, pero, dijo, no existe una legislación que indiquela manera como debe de aplicarse lo que se ha llamado el "control judicial de convencionalidad".

En este marco, Sergio García Ramírez, ex juez y ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, urgió a legisladores federales a legislar en materia de aplicación del Derecho Mexicano, a la luz de los tratados internacionales, que señale competencia, atribuciones y procedimientos, ya que a la fecha solamente se hace con base en el 133 constitucional y con criterios y precedentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en ocasiones insuficientes.

Afirmó que el Sistema Nacional de Justicia debe insertarse en el internacional para un mejor imperio de la legalidad y del derecho, esto, dentro de los sistemas de control de la convencionalidad difuso o concentrado que rigen en el orden internacional.

García Ramírez detalló que en 2011 con motivo de la reforma del artículo 1º Constitucional se amplió el catálogo de derechos humanos, los que en caso de ser diferentes, entre la constitución y los que se dicten internacionalmente, se deberá atender al que beneficie más a la persona, para brindarle la protección más amplia, atendiendo al principio "pro persona".

Dijo que conforme a la CIDH, que es la intérprete de los convenios signados por la naciones, existen 168 tratados internacionales que contienen derechos humanos que deben ser respetados y aplicados tanto por jueces locales y federales.

Antes del evento, el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Fernando González de Luna, hizo una brillante alocución al contenido del libro del doctor Sergio García Ramírez, al tiempo que arengó a juzgadores a seguirse preparando para una aplicación plausible en estos conceptos.