Policía
¡Capturan a 4 "Zetas"!
Sobre el asiento del copiloto fue asegurada una de las armas largas. Foto: El Sol del Centro.
El Sol del Centro
24 de octubre de 2009

Armando Jiménez

Aguascalientes, Aguascalientes, Aguascalientes.-Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal detuvieron ayer en la madrugada a cuatro sujetos que regresaban de la Zona de Tolerancia y quienes dijeron ser integrantes del grupo delictivo conocido como "Los Zetas".

Los presuntos "Zetas" se identificaron como José Alfredo Ornelas González de Ciudad Mante, Tamaulipas; Roberto Martínez Martínez también del mismo Estado; Juan Pérez García de Nuevo Laredo, Tamaulipas y José Joaquín Márquez Ortiz de Minatitlán, Veracruz.

Cabe mencionar que Roberto Martínez Martínez manifestó ser "El Comandante Quique", líder de "Los Zetas" en Aguascalientes y que sería el jefe de este grupo que tomaría la plaza de esta ciudad y echarían fuera a quien se interpusiera en su objetivo.

A ellos les aseguraron una pistola calibre .38 Súper marca Colt; una pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros; dos metralletas Bush Master .223 conocidas como R-15; una metralleta AK-47, -cuerno de chivo- calibre .762; 14 cargadores .223 abastecidos a su máxima capacidad con cartuchos útiles; dos cargadores de R-15 también completamente cargados; dos granadas de fragmentación; cuatro mochilas; un radio de comunicación; cinco teléfonos celulares y cuatro chalecos antibalas.

Ellos viajaban a bordo de un auto Hyundai modelo Génesis, con placas de circulación ZGH-42-29 del estado de Zacatecas, las cuales resultaron sobrepuestas, además de otros tres juegos de placas, uno de Aguascalientes con dígitos ADX-24-66; otro de Zacatecas ZGH-42-29 y otro de Coahuila FBY-19-95.

LA CAPTURA

Nuevo e importante golpe asestó la Policía Preventiva Municipal, al crimen organizado asentado en Aguascalientes, al detener ayer en la madrugada, a cuatro presuntos sicarios que dijeron pertenecer al peligroso grupo de "Los Zetas" y que pretendían apoderarse de la plaza a costa de lo que fuera, según lo manifestaron a sus captores al momento de ser interrogados.

Incluso, Roberto Martínez Martínez quien se autonombró como "El Comandante Quique", dijo que su objetivo era convertirse en el jefe de este grupo radicado en esta ciudad, ya que tomarían la plaza y eliminarían cualquier obstáculo que se interpusiera.

El arsenal que les fue asegurado lo llevaban en la cajuela del automóvil y en el asiento posterior, donde se aseguraron las armas de alto poder y las dos granadas de fragmentación.

Eran las tres y media de la mañana cuando la Policía Preventiva recibió una llamada telefónica anónima, donde les notificaban acerca de la presencia de cuatro sujetos, al parecer bajo los influjos del alcohol, que escandalizaban en el cruce que forman la avenida Héroe Inmortal y la calle Hermanos Bravo, en el fraccionamiento Morelos I y como tenían las portezuelas abiertas, habían detectado armas de fuego.

Dada la gravedad del reporte y presumiendo que se trataba de gente peligrosa por el hecho de que al parecer los cuatro individuos portaban armas de grueso calibre, la Policía Preventiva planeó un dispositivo que les permitiera la captura de los sospechosos, por lo que rodearon el sitio donde se encontraban los sujetos.

El operativo arrojó buenos resultados debido a que los uniformados no permitieron que los cuatro sujetos reaccionaran, porque de haberlo hecho, posiblemente se hubiera registrado un enfrentamiento entre los dos bandos.

Los cuatro individuos que estaban en el interior del vehículo fueron sometidos a revisión, al igual que el auto, descubriéndose posteriormente el arsenal que ocultaban en los diferentes compartimientos.

Al asegurar las armas largas y las granadas de fragmentación, los preventivos solicitaron el apoyo del Ejército y minutos más tarde, un grupo de elementos castrenses, encabezados por el comandante de la XIV Zona Militar, general de brigada DEM, Eduardo Bahena Pineda, resguardó el área, incautó el arsenal y el auto.

Enseguida los cuatro detenidos fueron trasladados al Complejo de Seguridad Pública Municipal en vehículos del Ejército y de la Policía Preventiva, en donde posteriormente se les interrogó, quedando al descubierto que eran sicarios, según su misma confesión.

Una vez que se identificaron como José Alfredo Ornelas González, Roberto Martínez Martínez, Juan Pérez García y José Joaquín Márquez Ortiz, -los tres primeros de Tamaulipas y el cuarto de Veracruz- manifestaron que antes de ser detenidos, habían estado en "Las Violetas" donde estuvieron conviviendo con varias mujeres con las que consumieron algunas botellas de whisky.

Antes de que despuntara el alba, los cuatro detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la XIV Zona Militar bajo un espectacular dispositivo policial, ya que no podían desechar cualquier intento de rescate.

BLINDARON LAS ENTRADAS DE LA CIUDAD

Enseguida se ordenó la instalación de varios Puntos de Observación en las entradas y salidas de la ciudad, integrados por elementos del Ejército, de la Policía Estatal y la Policía Municipal.

La intención era que cada vehículo que a consideración de los soldados y policías fuera sospechoso, se les sometía a una exhaustiva revisión, debido a que no descartaban que el grupo delictivo al que pertenecían los cuatro detenidos, intentaran rescatarlos a sangre y fuego.

Por ese motivo fue que los tres tamaulipecos y el veracruzano fueron recluidos a las instalaciones castrenses, desde donde podría repelerse cualquier ataque sicario.

Además, en el transcurso del día la ciudad fue vigilada tanto vía aérea como terrestre, ya que el helicóptero estuvo sobrevolando y gran cantidad de unidades policiales estuvieron patrullando.

TRASLADAN AL DF A LOS 4 DETENIDOS

La tarde-noche de ayer fueron trasladados a la ciudad de México, en un avión de la Policía Federal, los cuatro detenidos la madrugada de ayer, en un operativo vigilado por tierra y por aire.

En un convoy encabezado vía terrestre por el general Eduardo Bahena Pineda, comandante de la XIV Zona Militar y escoltado por aire desde el helicóptero "Águila Uno", el Secretario de Seguridad Pública del Estado, general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, fueron llevados al Aeropuerto Internacional de Aguascalientes, "Jesús Terán Peredo", los cuatro sujetos que habían sido detenidos ayer poco antes de las cuatro de la mañana.

En el operativo-traslado participaron unidades del Ejército Mexicano, de la Policía Estatal y el Grupo de Custodios de la Dirección General de Reeducación Social del Estado, quienes escoltaron con todas las medidas de seguridad a José Alfredo Ornelas González, Roberto Martínez Martínez, "El Comandante Quique", Juan Pérez García y José Joaquín Márquez Ortiz.

Al arribar el convoy a la estación aeroportuaria, ya se encontraba el avión de la Policía Federal Preventiva que trasladaría a los cuatro detenidos quienes quedaron a disposición de la autoridad federal.