Policía
Asaltan la Farmacia Guadalajara
El Sol del Centro
19 de septiembre de 2009

La madrugada de ayer se perpetró violento asalto a una sucursal de las cadenas de Farmacias Guadalajara, ubicada ésta en la avenida Convención Sur del fraccionamiento Lindavista, tras haber amagado al vigilante y luego a las empleadas a quienes encerraron en la parte posterior del establecimiento.

Lo anterior fue denunciado por el vigilante Carlos Higinio Fernández Rodríguez, quien narró los pormenores del violento atraco al Agente del Ministerio Público en turno, adscrito a la PME, al presentar la formal querella en contra de quienes resulten responsables.

Los hechos se registraron a las 02:30 horas cuando no había clientes y solamente se encontraba el vigilante y las empleadas, quienes fueron sometidos fácilmente por los dos desconocidos, tras haberlos amenazado con las armas de fuego.

El vigilante manifestó que a la mencionada hora llegaron dos individuos y supuso que se trataba de dos clientes que iban a adquirir alguna medicina o alguno de los productos que ahí se comercializan.

Sin embargo, uno de ellos al estar frente a él, sacó un arma de fuego y tras amagarlo, le dijo que no hiciera ningún movimiento extraño porque accionaría la pistola que portaba, mientras que el cómplice se dirigió al mostrador donde se encontraban las empleadas.

Tras haberlas amagado, se las llevó a la parte posterior mientras que al vigilante también lo trasladaban junto con las trabajadoras de la farmacia, encerrándolos a todos en el sanitario.

Enseguida uno de ellos procedió a maniatarlos mientras que su cómplice no dejaba de apuntarles, repitiéndoles en varias ocasiones que no voltearan a verlos y que mantuvieran la vista hacia el piso.

Unas vez que los dos asaltantes sometieron al vigilante y a las empleadas, ya sin obstáculo alguno vaciaron la caja registradora donde se encontraba la venta que habían realizado desde el inicio de su turno, además de que también se apoderaron de todas las tarjetas de teléfono celular.

Con el botín en sus manos el par de hampones salió de la farmacia y se dieron a la fuga y aunque el vigilante y las empleadas no los vieron llegar a bordo de algún vehículo, todo parece indicar que se fueron en una unidad de motor porque a los pocos instantes se asomaron y no los vieron por ningún lado.

Posteriormente dieron aviso a su jefe inmediato y enseguida cerraron la farmacia y fue hasta ayer a las nueve de la mañana, cuando el vigilante acudió a la Policía Ministerial para interponer la formal denuncia, en la cual quedaron asentadas las características, media filiación y vestimenta que portaban los dos delincuentes.