Celaya
Entregó escuela Joaquín Barrera 150 kilogramos de material reciclable
La Escuela Primaria Urbana Joaquín Barrera Bravo demostró su responsabilidad social al entregar aproximadamente 150 kilogramos de material reciclable.Foto: Ignacio Hernández
El Sol del Bajío
10 de abril de 2008

Emmanuel Moreno



Celaya,Gto.- La Dirección de Servicios Municipales continúa con éxito la implementación del programa de recolección de basura denominado "Separa, Gana y Limpiemos Celaya".

En esta ocasión, la Escuela Primaria Urbana Joaquín Barrera Bravo demostró su responsabilidad social al entregar aproximadamente 150 kilogramos de plástico, aluminio y cartón completamente reciclables y por los cuales podrán disponer de recursos para festejar el Día del Niño.

La coordinadora de Programas de la Dirección de Servicios Municipales, Gabriela Lira, informó que el programa "Separa, Gana y Limpiemos Celaya" consiste en separar los materiales reciclables, por lo que se dispone de un recolector voluntario o de la propia Planta Recicladora de Plástico de Celaya, la cual compra los materiales útiles al 100 por ciento de su valor exclusivamente a las escuelas.

Bajo este esquema, los recolectores voluntarios también hacen la compra de materiales reciclables como el cartón, papel, aluminio y metales a un precio del 50 por ciento referente a su valor comercial.

"Considerando que todo lo que tiramos creemos que es basura resulta bastante redituable. En realidad, es una campaña en donde todos ganan porque se generan empleos para las familias que viven de esto, y al mismo tiempo, se incentiva la conciencia infantil sobre el cuidado del medio ambiente".

Gabriela Lira recalcó que lo que buscan principalmente es que las escuelas sean partícipes de este tipo de eventos y los recursos que se generen con la separación sirva para su beneficio.

Actualmente, en coordinación con el Instituto Municipal de Ecología (IMEC) trabajan en un proyecto titulado "Las Tres Erres" y que resulta muy similar, ya que tiene la intención de formalizar con las escuelas que la recolección de basura sea un proceso sistemático y no eventual.

Ambos programas han sido muy exitosos, ya que hasta el momento existen 12 escuelas inscritas y algunas colonias que también reciben recursos que son utilizados para el mantenimiento de la zona.

El caso de la escuela Joaquín Barrera Bravo fue muy particular, ya que se integró al programa por iniciativa propia al escucharlo y leerlo en los medios de comunicación.

Durante varias semanas hicieron una campaña de difusión en las aulas de clase con los alumnos y lograron tan buena respuesta que el dinero por los productos vendidos podrá ser utilizado para festejar a los alumnos el próximo 30 de abril.